X

“Hay responsables que no se quieren hacer cargo”, dijo el hijo del municipal fallecido en Justo Daract

Axel Núñez tiene 21 años y relató cómo su familia se repone de una pérdida que también sacudió a la localidad.

Axel Núñez habló de cómo trabajaba su padre en la municipalidad y remarcó "que no bajarán los brazos" para que se haga justicia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/12/2017 00:35
PUBLICIDAD

Walter Núñez era un empleado contratado de la Municipalidad de Justo Daract y el miércoles 13 de diciembre encontró la muerte de una manera que todavía es inexplicable para su familia y tal vez también para todos los habitantes del pueblo.

El día fatal, el acoplado del tractor donde viajaba fue embestido de atrás por un camión cargado con vino. Con otros trabajadores, Núñez volvía de levantar basura de las fábricas por la Autopista de las Serranías Puntanas. El impacto fue tan grave que en el Hospital de Villa Mercedes no pudieron salvar su vida.

Núñez viajaba junto a otro trabajador en uno de los acoplados que tiraba el tractor.

“Es bastante difícil, pero vamos a ver cómo se soluciona todo”, contó con esperanza el hijo del trabajador a elchorrillero.com. Y remarcó que, a pesar del dolor, “la familia está unida”.

“Hay un Dios que lo ve todo y hace justicia. Nosotros vamos a luchar para que así sea, no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, dijo en representación de su madre y sus dos hermanos, Jordan y Jazmín, que ahora tratarán de armar una vida que se rompió con la partida del hombre de la casa.

Confirmó que se iniciarán acciones legales: “De las próximas medidas se están encargando mi tío y mi abuelo. Hay responsables que no se quieren hacer cargo; y hay que tomar medidas para que no vuelva a pasar, porque hay otros trabajadores que están mal”.

En ese sentido, dijo, se analizarán las responsabilidades que les caben a las autoridades de la Municipalidad: “Lo podrían haber evitado debido al clima, a la situación del momento y al vehículo que lo transportaban; eran factores que jugaban en contra. Fue una falta de seguridad total”. Y así lo remarcó porque la jornada del accidente estaba lluviosa y no facilitaba el normal tránsito en la ruta.

Pero el joven también resaltó que “no solo en esta oportunidad se manejaron así” y denunció: “Cuando van a recoger basura se transporta a la gente en la pala del tractor. Es como si no pasara nada, no hay medidas de seguridad. A vos te mandan a trabajar y si no te gusta te echan. Si te revelás y te quejás de estas cosas, te dicen ‘si no te gusta, chau’. Parece que el municipio es tierra de nadie. Justo Daract está olvidado”.

Sin embargo, marcó la “tranquilidad” de su grupo familiar: “Estamos haciendo fuerza para salir adelante. Con amigos y parientes, siempre juntos”, resaltó.

Axel, que al momento de la tragedia se encontraba estudiando a 900 kilómetros de su casa (cursa la carrera de enfermería en la Universidad Adventista del Plata) contó que su padre tenía problemas en una de sus rodillas por un accidente anterior que “no le permitía caminar con normalidad, correr o hacer actividades normales”.

“Él rogaba que lo cambiaran a un sector fijo. Estuvo en el cementerio en la parte de mantenimiento, en la terminal, pero siempre lo movían de lugar, lo tenían como a un títere”, aseguró.

“Mi viejo nunca estuvo bien. Sufrió muchas injusticias en el trabajo. Cuando un tipo se maneja con la verdad, no se mete con nadie y cuando quiere trabajar de manera limpia, otras personas lo quieren borrar. Tenía muchos problemas con el municipio, tanto así que lo cambiaban constantemente de sector cada tres meses”, agregó.

Para finalizar contó que su “viejo” era quien mantenía la casa, que “lo hacía muy bien” y que desde la comuna de su localidad no tuvieron “ninguna comunicación, nada de nada”.

“Dónde lo ponían él trabajaba y cumplía”, finalizó.

Así despidió Axel a su papá:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR