X

Sergio Tamayo reemplazará a Torrontegui en Desarrollo Social

Agradeció al gobernador y al secretario General, Alberto Rodríguez Saá (h) por la designación. La ministra saliente se incorporó  al gabinete tras la PASO a instancias del senador Nacional, Adolfo Rodríguez Saá.

Tamayo entre Ayelén Mazzina y Agustina Gatto.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 20/12/2017 09:00
PUBLICIDAD

El entrante ministro Sergio Tamayo publicó en su perfil de facebook a las 23:59 que fue designado como ministro de Desarrollo Social. Asumirá hoy a las 18:45 en el Salón Blanco.

Los medios oficiales hasta pasada la medianoche no habían publicado la información sobre el cambio que fue anticipado por el sitio zbol.

Desde el inicio de la tercera gestión de Rodríguez Saá estuvo a cargo del Programa Parque Automotor, un organismo dotado de una superestructura para atender los vehículos del Estado.

En las últimas elecciones integró la lista de concejales de la ciudad de San Luis de Compromiso Federal, pero no alcanzó a ser electo.

Se trata de un funcionario próximo al secretario General de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá (h).

Sucederá a María Angélica Torrontegui que se convirtió en ministra el 17 agosto, luego de la crisis que se desató en el Gobierno por la derrota en las PASO.

En su doble condición de funcionaria de la primera hora y de máxima confianza de Adolfo Rodríguez Saá tomó las riendas de la cartera para integrar el círculo de dirigentes que acompañaría a su jefe político en la campaña electoral, el entonces candidato a senador nacional.

Se ocupó de la puesta en marcha del programa de merenderos que a cuatro meses de su creación, es un misterio.

Torrontegui a pesar de la insistencia de varios medios de comunicación no accedió a brindar información oficial sobre el total de centros existentes, la cantidad de beneficiarios, cuántos coordinadores hay en cada uno y la remuneración que perciben.

Bajo su órbita se abrieron la mayoría de los planes sociales que, según las últimas cifras oficiales, dan cobertura a 74 mil personas.

“Tengo orden de no hablar”, respondió la última vez que un grupo de periodistas intentó entrevistarla en la asunción de los senadores provinciales. En ese acto leyó una carta enviada por su antecesora en el cuerpo, María Antonia Salino.  Ahora volverá a su rol de presidenta provisional del Senado, cargo en el cual fue reelecta mientras estaba en uso de licencia.

Culmina una gestión atravesada por el retaceo de información. Según se adelantó, Tamayo que no es un funcionario político, llega con instrucciones de darle otro perfil al área.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR