X

Perpetua por la “Masacre de Panambí”: tres condenados por quemar viva a una familia durante un robo

Antes de morir, una de las víctimas identificó a uno de los responsables. Hay otros dos cómplices prófugos.

Hay otros dos cómplices prófugos.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 20/12/2017 12:37
PUBLICIDAD

Con los puños apretados y en silencio absoluto los tres imputados por la llamada masacre de Panambí escucharon la condena a prisión perpetua. Después de un mes de debate la Justicia los declaró culpables de torturar y quemar viva a una familia durante un robo el 25 de mayo de 2014 y se cerró así uno de los capítulos más negros de la historia criminal de Misiones.

Aunque todavía falta encontrar a otros dos prófugos que también integraban la banda que cometió el crimen, el fallo dejó una sensación de alivio para el único sobreviviente de ese atardecer trágico. “Fue una larga espera que hoy tuvo un final. Fue una tortura para mí escuchar todo lo que se oyó en el debate, pero ahora al oír esta sentencia me siento conforme. Esta gente va a ser perdonada, pero va a tener que pagar en esta tierra lo que hizo a mi familia”, le dijo a Misiones Online Carlos Knack.

Tan solo unos minutos lo salvaron de morir en el incendio que mató a toda su familia. Después de compartir la tarde celebrando el cumpleaños de su hermano mayor, Carlos salió para acompañar a su novia a su casa. Justo después irrumpieron los delincuentes. “Acá hubo cinco malvivientes, hay que buscar a los dos que faltan. Tenemos expectativas. Yo me saco con esto la media carga que siento por la pérdida de mi familia”, agregó el joven que quedó a cargo del aserradero que manejaba su padre.

Culpables. Los tres imputados fueron sentenciados a prisión perpetua.

Rodeados de policías, de los familiares de las víctimas y hasta de los empleados del negocio familiar que viajaron desde Oberá para escuchar la sentencia, el exintegrante de la Prefectura Naval Pablo Julio Paz, Juan Ramón Godoy y el mecánico chapista Marcial Alegre recibieron la máxima pena por el cuádruple crimen. Publicó TN.

La masacre de Panambí

El empresario maderero Oscar Carlos Knack, su esposa Graciela Mojsiuk y su hija Bianca miraban televisión en un 25 de mayo hace tres años que había amanecido gris y frío. El hijo mayor del matrimonio había viajado desde Corrientes para cobrar una deuda y pasó a visitarlos porque ese día, además, cumplía años.

Los delincuentes, armados y encapuchados, los encontraron a los cuatro sentados a la mesa. Los ataron a todos mientras revolvían los muebles en busca de dinero en efectivo. Lo encontraron, pero antes de irse tenían decidido borrar cualquier huella que pudiera llevar a la policía hasta ellos.

Derramaron un líquido inflamable en la habitación y sobre las víctimas, y los prendieron fuego. Los ladrones escaparon con su botín y la familia luchó con todas sus fuerzas para salir con vida. En medio de las llamas consiguieron desatarse y a golpes tirar la puerta abajo. Tenían quemaduras en más del 70 por ciento del cuerpo y también habían resultado afectadas sus vías respiratorias.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR