X

Mauricio Macri: “La Argentina quiere la cultura del trabajo”

El presidente volvió a defender la reforma previsional y a asegurar que la nueva fórmula para el ajuste de los haberes “defenderá a los jubilados frente a la inflación”.

"Puedo asegurarles que van a cobrar más que la inflación, no van a perder como sucedió antes", sostuvo el presidente dirigiéndose a los jubilados.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/12/2017 01:12
PUBLICIDAD

Lo hizo durante una entrevista al programa Animales Sueltos, conducido por Alejandro Fantino, que se emitió esta noche por América.

“El año que viene [los jubilados] van a cobrar más. Las jubilaciones van a crecer entre 4 y 6 por ciento más que la inflación. Y el otro año, de vuelta. Y el otro año, de vuelta”, aseguró Macri.

La defensa no quedó allí. “Con esta fórmula y con el ajuste trimestral, los jubilados van a estar infinitamente más seguros y protegidos frente a cualquier cosa que ocurra en la Argentina. Lo van a ver cuando vayan a cobrar que todas las cosas que les dijeron son mentira”, añadió el Presidente.

Una vez más, Macri intentó diferenciarse del kirchnerismo y su manejo de la política previsional. “Nosotros no apostamos, como gobiernos anteriores, a que [los jubilados] finalmente no iban a llegar y no iban a cobrar lo que les correspondía”, dijo en alusión a que durante el kirchnerismo, el Estado apeló sistemáticamente las sentencias judiciales favorables a los jubilados que reclamaron el ajuste de sus haberes a partir de un fallo de la Corte.

Cuando Fantino le preguntó por el rechazo a la reforma y a los episodios de violencia de los últimos días, Macri insistió en que en las manifestaciones “claramente ha habido intencionalidad política”.

Enseguida volvió a trazar una comparación con el ajuste de las jubilaciones en el pasado para apuntalar la nueva forma de cálculo.

“La fórmula anterior era un engendro producto de que había un Indec que mentía la inflación. Se mezclaron cosas que en ninguna parte del mundo se mezclan”, argumentó. Y reiteró: “Lo más importante de lo que tenemos que protegernos los argentinos, hasta tanto la derrotemos definitivamente, es de la inflación”.

En otro tramo de la entrevista, se refirió a los gobernadores cuyos diputados votaron en contra de los cambios en el régimen jubilatorio, aprobados esta semana.

Comenzó con una distinción. “Hubo de todo. Hubo gobernadores que cumplieron su compromiso, lo que habían firmado, y otros que no”.

Entonces sí, arremetió contra los que no apoyaron la reforma impulsada por la Casa Rosada. “A los que no, les digo que a mí me educaron que lo que uno firma… Es más, aunque no lo firmes, si vos diste tu palabra es para cumplirla”.

El Presidente evitó puntualizar a qué gobernadores les hablaba. Pero está claro: Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Sergio Casas (La Rioja) gobiernan las provincias cuyos diputados votaron en contra.

Por otro lado, Macri volvió a defender la política económica de su gobierno. En particular, el recorte del gasto público.

Admitió que su administración está “lejos” de eliminar el déficit y justificó: “Hemos dicho que vamos a hacerlo gradualmente. Hay un sector que dice que somos ajustadores seriales y otros que dicen que somos kirchnerismo de buenos modales. Estamos yendo por el medio. Queremos un país que tenga equilibrio en todo. Cuando vos tenés equilibrio fiscal no dependés de nadie”.

“¿Hay sueños de que usted se vaya en helicóptero antes de terminar el mandato?”, le preguntó Fantino tras aludir a “parte del peronismo, el kirchnerismo y los sindicatos”. “Ellos tienen ese tipo de sueños. Yo no los tengo”, contestó el Presidente.

Otro de los ejes de la conversación se centró en la pobreza, y al respecto afirmó “trabajo todos los días para estar conectado con la realidad, hablo con todas las personas que trabajan cerca de nosotros, el argentino medio quieren que recuperemos la cultura del trabajo, no quiere que el que tomó el atajo, el que evade impuestos, el que contamina el medio ambiente, le vaya bien. Esos no merecen que les vaya bien. A través de los años, aprendimos que no somos más vivos que los demás. Argentina no puede tener estos niveles de pobreza que tiene hoy”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR