X

Hotesur: Víctor Manzanares expuso irregularidades en la empresa de la familia Kirchner

Afirmó que Alto Calafate no tenía clientes y que Lázaro Báez giró millones a la ex familia presidencial. Pidió que investiguen las cuentas K.

Manzanares expuso ante la Justicia y complicó a la familia Kirchner.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/12/2017 09:09
PUBLICIDAD

En vísperas de Nochebuena, el “regalo” que le dejó el contador Víctor Manzanares a la familia Kirchner no era el esperado. “Polo”, como solían llamarlo, complicó en sede judicial la situación de la exfamilia presidencial. No solo declaró que corrigió con “liquid paper” los libros societarios y contables de “Hotesur” a pedido de la ex presidenta Cristina Kirchner, sino que también reconoció que Alto Calafate no tenía clientes y que Lázaro Báez le pagó millones a los Kirchner en concepto de alquiler.

Lo que era una realidad que circulaba -con diversas pruebas- en las denuncias realizadas por la ex diputada Margarita Stolbizer y por el periodismo terminó por confirmarlo el hombre que manejó los libros contables de los Kirchner desde 1976 hasta hace 30 días. En la ampliación de su indagatoria, Manzanares expuso los vínculos comerciales entre la familia Kirchner y el empresario detenido Lázaro Baéz.

Según indica Clarín, Manzanares reconoció que Alto Calafate, que era manejada por la sociedad comercial Hotesur, operó de modo irregular. Sus dueños, según la declaración que recoge el matutino, le traspasaron el uso comercial del inmueble a Lázaro Báez a cambio de una cifra muy grande. Sin embargo, los Kirchner seguían a cargo del manejo dejando al empresario K más como un “inquilino fantasma” que como un “locador”.

Manzanares también pidió que la Justicia realice auditorías a las cuentas de los Kirchner, de Hotesur y que ponga especial atención en el rol que jugó el Banco Central a través de la Superintendencia de Entidades Financieras. En el paquete de investigaciones que solicitó el contador también incluyó a los bancos con los que trabajaron sus exjefes y a los “responsables de las áreas de prevención del delito de lavado de activos”.

El contador de Cristina declaró ante el juez Julián Ercolin y los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques en el caso que indaga sobre si los Kirchner usaron los hoteles para lavar dinero que provenía supuestamente de la corrupción a través de uno de los grandes beneficiarios de la obra pública en Santa Cruz como fue Lázaro Báez.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR