X

David Rivarola: “Estamos en proceso de acreditación para que medicina se curse en 2019”

El rector organizador de la Universidad Nacional de Villa Mercedes realizó un balance de la gestión que cumplirá cuatro meses, y contó en qué estado se encuentran las gestiones para la creación de una carrera que genera expectativa. Adelantó que el ingreso no será irrestricto. También habló de las presentaciones para comprar un edificio y generar “un ambiente de institucionalidad”.

El rector de la UnVIME hizo un balance desde que se inició la gestión en agosto.
por Daniel Miranda / San Luis
Actualizada: 26/12/2017 08:55
PUBLICIDAD

En una entrevista que concedió el jueves 21 a elchorrillero.com, Rivarola reconoció que se encontró con una UNViMe “muy desordenada” que “evidenciaba una falta de gestión universitaria”.

Profundizó sobre la creación del hospital escuela y de las notas de pedido de audiencia al gobernador Alberto Rodríguez Saá para saber en qué estado se encuentra el proyecto.

Repasó el particular año que tuvieron las universidades argentinas en relación al presupuesto, y adelantó que, a partir de las gestiones realizadas, la institución educativa pasará a tener de $80 millones $131 millones el próximo año.

Rivarola se concentró en uno de los temas centrales que tiene a la gestión en pleno trabajo: la creación de la carrera de medicina. Al respecto dijo que “es un hecho” su creación y que se están realizando los trámites para lograr la acreditación en abril de los primeros 3 años.

Aseguró que se hizo una convocatoria de docentes y que el ingreso no va a ser irrestricto, sino que será “calificado”, y que ingresarán entre 50 y 60 alumnos por año.

-Va a cumplir el 28 de diciembre cuatro meses al frente de la universidad. ¿Es tiempo para hacer un primer balance?

Absolutamente y han sido meses muy fructíferos, pudimos consolidar y cerrar varios temas que son muy importantes sin generar demasiados conflictos internos.

Debemos tener en cuenta que empezamos la gestión con un cuatrimestre ya en desarrollo. Eso lleva toda una complejidad que consideramos al momento de tomar decisiones.

-¿En qué estado encontró la universidad desde el punto administrativo y académico?

Muy desordenada, lo que evidenciaba una falta de gestión universitaria. Creo que se debe fundamentalmente a que la gente que tuvo la conducción en la gestión anterior, no tenía experiencia. Independientemente de ser universitarios, no tenían experiencia en gestión universitaria, y son cosas muy distintas. Uno puede tener un título profesional pero otra cosa es tener experiencia en cómo gestionar una universidad.

Armamos un equipo mixto, la mitad de las personas vienen de las universidades y la otra de la administración pública. Hemos generado una simbiosis importante con mucha experiencia en el tema, habida cuenta que tenemos a personas que han sido decanos y ocuparon muchos cargos en los rectorados.

-Hubo transición o directamente eso provocó que haya demoras en el inicio pleno de su gestión?

No. Hubo una simple entrega de documentación y llaves. Fue un tema bastante traumático, parece que se lo tomaron como una cuestión personal. Se lanzaron con toda una historia de la intervención inexistente porque en cien años no hubo intervención en una universidad pública. Simplemente fue un cambio de gestión de un rector a otro, la gente de Villa Mercedes está bastante fastidiosa con el tema del cambio de rector y creo que tiene razón porque se cambiaron cinco rectores.

Rivarola consideró que los cuatro meses que lleva de trabajo “han sido fructíferos”.

-Desde el punto presupuestario y edilicio, ¿cómo se encuentra la UNViMe?

Tuvimos un importante incremento. Este fue un año histórico para las universidades públicas en materia de presupuesto porque la brecha de lo que solicitaron y lo que otorgó el Gobierno es la más chica de la historia. Prácticamente se ha otorgado el 95% de los recursos pedidos.

En el caso de la UNViMe tenía un presupuesto de $80 millones y va a pasar a tener $131 millones. Se hizo una gestión encabezada por el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, José Riccardo para aumentar $10 millones más.

Esto nos dará oxígeno significativo para abrir la carrera y generar los nuevos cargos.

Otra cosa también importante es tratar de generar un ambiente de institucionalidad que antes no existía porque al no tener sede propia, hay que alquilar cinco o seis propiedades en el centro de la ciudad. Está muy fragmentada, no hay vida institucional.

Lo que hicimos fue hacer una presentación a la Secretaría de Políticas Universitarias solicitando la autorización para comprar un edificio.

-¿Tuvieron respuestas?

Si, pero verbal, no escrita todavía. La universidad gasta $5 millones al año en alquileres y mantenimiento.

Eso sería muy importante porque genera una presencia que hoy lamentablemente no tiene.

-¿Los cuerpos de la universidad ya funcionan normalmente?

La universidad está en la etapa final del proceso de normalización.

-¿En términos de su gestión pudo arrancar con la planificación como se había propuesto?

Si, definitivamente, porque nosotros nombramos a todos los cargos de gabinete del rectorado, las secretarías y las direcciones. También hace pocos días lo hicimos con los cuatro nuevos directores de escuelas, y acabamos de nombrar a los coordinadores de carrera.

Somos como 30 personas las que vamos a gestionar la UNViMe en el 2018. Todos con el mismo perfil, preferentemente con residencia en Villa Mercedes y con títulos de postgrados, personas que demuestran calidad de docencia y posgrado.

¿La sede en Justo Daract se ha convertido en una opción para los jóvenes y la comunidad?

Si, hay un equipo extraordinario de docentes.

Allí hay varios desafíos. Justo Daract tenía dos carreras que se dictaban. Una era una tecnicatura en alimentos, muy importante por lo que significa en la región, y otra una tecnicatura en diseño de la comunicación. Todos prácticamente eran alumnos de Villa Mercedes, entonces lo que hicimos fue llevarla a la sede de la UNViMe, porque los chicos están viajando todos los días.

Otro de los temas fue que querían reflotar una vieja idea que tenían los profesorados. Es así que estamos trabajando fuertemente para acreditar el próximo año dos profesorados. Enseñanza en nivel inicial y enseñanza primaria.

Hicimos un llamado a preinscripción de aspirantes para alumnos y se anotaron 340 personas.

Rivarola en el estudio de El Chorrillero TV.

-¿Tenían detectado el déficit?

Si, vieron que venían profesores de Sampacho y de Vicuña Mackenna. Claramente detectaron la demanda y es por eso es que se instalan los profesorados.

Otra cosa importante en esa sede es que no hay espacio físico propio. Gestionamos la compra de un predio, y ya vimos lugares como un terreno de varias hectáreas con una construcción.

-¿Cómo marchan las obras del campus universitario y del  hospital escuela proyectado en el Centro Cívico que está bajo la órbita de la Gobierno provincial?

El campus universitario es una obra que comenzó en la gestión anterior. Se está construyendo un módulo completo de aulas. Justamente tomamos la decisión que en ese módulo va a funcionar la escuela de salud. Todas las carreras de salud irán ahí, está muy avanzado.

Calculamos que estará listo en junio del año que viene.

También se está avanzando en la construcción del playón deportivo que está ubicada a unos 300 metros.

Por otro lado, seguimos con la incertidumbre de qué va a pasar con el hospital escuela porque el Gobierno de la provincia de San Luis había prometido una cantidad de fondos muy importantes para construirlo en el Centro Cívico de Villa Mercedes.

No nos han notificado pero ese convenio que habían firmado con la Fundación de la universidad lo denunciaron.

-No está vigente?

No. Nosotros tenemos una persona allí que es el presidente de la Fundación que tiene fuertes vínculos con el Gobierno de la provincia.

Mandaremos unas notas solicitando que respondan por escrito qué decisión han tomado. Las obras comenzaron pero no sabemos con precisión qué hacen allí. Con nosotros no se comunicaron y vamos a pedir una audiencia con el gobernador (Alberto Rodríguez Saá) para que nos informe sobre este tema.

-¿Se construye una obra en el Centro Cívico pero no está garantizado que allí funcionaría el hospital escuela?

Claro. Sinceramente no podría dar información precisa porque el señor Peirone, que sucedió a José María Vecino en la presidencia de la Fundación, nos dijo que ese convenio lo habían desestimado. Le pedimos que nos mande información escrita porque todo es verbal por ahora.

-¿En qué medida afecta la puesta en marcha de la carrera de medicina, el no tener certeza sobre la disponibilidad del hospital escuela?

Facilitaba mucho la acreditación de la carrera porque contar con un hospital escuela donde se iban a desarrollar las tareas era muy importante, pero tendremos que pensar planes alternativos. En medicina hay que acreditar los tres primeros años, ahora en abril del año que viene y por eso ya estamos viendo otros lugares para montar los laboratorios.

¿En qué estado está la gestión de creación de la carrera de medicina?

Es un tema muy importante de la universidad. Había una presentación que había realizado la gestión anterior a fin del año pasado que fue desestimada.

Lo que hicimos fue juntarnos con la documentación, interiorizarnos del tema, hablar con las autoridades de la Coneau y tomar la decisión de hacer una nueva presentación.

Lo cambiamos de raíz al tema. Ellos estaban con un programa basado en un sistema nuevo de educación, un sistema que viene de Europa; y nosotros fuimos a un sistema tradicional que nos aconsejaron desde la Coneau. Nos dijeron que si queríamos que salga más o menos rápido y con la documentación que tenemos, debíamos pasar al sistema tradicional. Después con el tiempo se puede cambiar a ese otro sistema un poco más novedoso.

Estamos trabajando fuertemente porque hay que hacer la presentación en abril. Tenemos el plan de estudios totalmente desarrollado, estamos trabajando sobre el tema de algunos laboratorios que debemos montar y fundamentalmente lo más importante de todo, los recursos humanos.

Es por eso que hace unos días llamamos a una convocatoria de preinscripción de docentes. No son solamente médicos, hay químicos, farmacéuticos y bioquímicos. El problema está planteado en los médicos porque el resto ya lo tenemos acá, la Universidad Nacional de San Luis posee una larga trayectoria e historia en formación de recursos humanos.

No alcanza muchas veces con ser médico, sino que hay que saber enseñar.

Tenemos que acreditar los tres primeros años de medicina. Y cuando se acredita la carrera no hay que mandar todo, sino que piden que acrediten los tres primeros. Lo que se necesita es armar las plantillas docentes de las materias que se van a dictar en los primeros años y los laboratorios que están ligados. Por eso el hospital escuela no es un tema que nos preocupe mucho porque la práctica hospitalaria se realiza en los últimos años.

Hoy por hoy tener o no el hospital escuela, no influirá directamente en la acreditación. Sí sería muy bueno tenerlo, fundamentalmente en el uso de los laboratorios.

Vamos a recibir los curriculums de materias que hay que dictar, y los médicos que logren entrar como auxiliares de docencia se formarán al lado de médicos que contrataremos de la Universidad de Córdoba, que tiene el sistema de enseñanza tradicional.

Entonces la planificación está en marcha de acuerdo a lo que ha previsto.

Claro, nosotros estamos ahora en la fase de acreditación. Seguramente nos harán observaciones, es muy difícil que de entrada nos digan que está perfecto. A esas observaciones la podremos subsanar para septiembre.

En el caso de solucionarlas, estamos en condiciones en llamar a inscripciones para que el primer corte de estudiantes esté cursando en 2019.

Si nos presentamos en un escenario absolutamente optimista, nosotros en el segundo cuatrimestre de 2018 podemos hacer el CBC (Ciclo Básico Común).

Si tuviera que decir una fecha para la preinscripción en la carrera de medicina ¿Cuál sería?

Fines del año que viene.

De cualquier manera adelanto un tema que será un problema y generará fuertes críticas, el ingreso no va a ser irrestricto, va a ser calificado.

La capacidad que nosotros vamos a tener para medicina no pasará de los 300 alumnos. No te dejan entrar más de 60 alumnos por año.  En este sentido hay que ser sinceros. En Córdoba nos explicaron todo el sistema y en Mendoza te dicen “entra determinada cantidad de gente y punto”.

Nosotros somos francos y directos para que los chicos no pierdan el tiempo. Van a poder entrar a estudiar en la universidad unos 50 o 60 alumnos por año. Cuando ya estén los 300 se saturarán los laboratorios.

-¿La carrera podría comenzar en 2019?

Un escenario optimista podría ser el segundo cuatrimestre en 2018, y un escenario pesimista el 2020, donde necesitaríamos más tiempo para corregir.

Igual lo más razonable va a ser que en 2019 podamos empezar. Estamos muy bien asesorados por la gente de Córdoba y por nuestro equipo.

“La carrera de medicina es un hecho”, sostuvo durante la entrevista el rector Rivarola.

-La expectativa es grande en la provincia por la carrera.

Si, y eso va a suceder. Lo importante es que la gente esté tranquila, es un hecho concreto, solamente nos falta tiempo. Medicina es uno de los pilares fundacionales en la UNViMe como lo es Arquitectura en la Universidad de los Comechingones.

– Cumplidos estos objetivos, ¿ya estaría en condiciones de producirse la normalización democrática de la universidad?

Exacto. El año que viene es muy importante. La universidad tiene que hacer una fuerte apuesta en la calidad educativa. Si quiere subsistir a través del tiempo dentro del concierto de las 56 universidades nacionales, tiene que hacer una fuerte autocrítica y una autoevaluación de la calidad educativa.

No tenemos escapatoria, si queremos seguir existiendo.

No tenemos desarrollada las áreas de investigación y de extensión, que son fundamentales. El objetivo principal es educar, después tenemos que investigar e impulsar el área de extensión.

El año que viene se cumple el centenario de la Reforma Universitaria. Vamos a poner a funcionar los consejos de escuelas, lugares donde los docentes podrán sentarse a hablar del plan estratégico para los próximos tres o cuatro años, a corto plazo.

Y la elección se va a producir en 2019 probablemente con el inicio de la carrera de medicina porque consideramos poder dar cumplimiento con la Ley de Educación Superior basada en la Constitución que prevé que, para que una universidad pase a tener autonomía y autarquía plena tiene que haber un cúmulo de docentes importantes que puedan votar y ser votados.

Hoy la UNViMe está en un estado de prereforma universitaria. En 2018 deberíamos transformarnos en una universidad con reformas, con cogobierno donde discutan los profesores con autoridades, los alumnos, los no docentes y los graduados.

Producción: Catalina Ysaguirre y Julián Pampillón; video: Víctor Albornoz; fotografía: Marcos Verdullo; edición: Nicolás Miano; Diseño gráfico: Alejandro Navarro

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR