X

El indulto que le dieron a Alberto Fujimori abrió una crisis en el gobierno de Perú

El exjefe de Estado cumplía una pena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

TN
Fujimori conserva popularidad pese a los abusos cometidos durante su régimen.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/12/2017 21:02
PUBLICIDAD

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, que acaba de evitar su destitución, vive una nueva crisis ante la renuncia de congresistas afines y protestas tras el indulto otorgado al exmandatario Alberto Fujimori, que cumplía una pena de 25 años por delitos de lesa humanidad, consignó TN.

Las reacciones al indulto generaron controversia en la sociedad. Hay sectores eufóricos de los simpatizantes del fujimorismo, la mayor fuerza política del país, mientras que los detractores están indignados y hasta proponen impugnar la medida ante tribunales internacionales.

El contexto de la decisión de Kuczynski, tres días después de evitar ser destituido por el Congreso acusado de mentir por no revelar asesorías a la brasileña Odebrecht, alimentó la furia del antifujimorismo. El fracaso de la moción para destituir a Kuczynski el jueves 21 puso de relieve los desencuentros entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori, y abrió la puerta para la liberación de su padre.

Kenji Fujimori desobedeció la orden del partido que lidera su hermana y no votó por la destitución, sino que se abstuvo. Lo apoyaron otros nueve legisladores de Fuerza Popular, lo que hizo fracasar la moción que impulsaba Keiko cuyo partido controla el Congreso. Muchos peruanos estiman que Kenji apoyó a Kuczynski para favorecer un indulto a su padre.

Si la destitución hubiese sido aprobada, Keiko habría ampliado su base de poder. Pero ella aparentemente no quiere ver libre a su padre, pues podría disputarle el liderazgo político, según analistas. Esa percepción es la que enciende la mecha de las protestas, que convocan a ciudadanos de a pie de diversas tendencias políticas.

El expresidente Fujimori, de 79 años, pasó su primera noche en libertad hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos de la clínica peruano japonesa, donde se halla desde el sábado por una hipotensión y arritmia cardíaca. Permanecerá internado varios días hasta que se recupere y pase una serie de exámenes. “Está en la unidad de cuidados intensivos y evoluciona favorablemente”, dijo a periodistas el médico de Fujimori.

Fujimori conserva popularidad pese a los abusos cometidos durante su régimen, pues muchos valoran que haya logrado derrotar a las guerrillas de Sendero Luminoso y el MRTA y estabilizar la economía tras la crisis hiperinflacionaria de 1990. Según recientes sondeos dos de cada tres peruanos (65%) están a favor de indultar a Fujimori.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR