X

Todos los natatorios de la ciudad cuentan con guardavidas

La Municipalidad de San Luis informó que los complejos habilitados cumplen con el requisito.

Actualmente, son 11 los complejos abiertos al público en la capital sanluiseña.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/12/2017 23:27
PUBLICIDAD

La ordenanza 3223/11 regula la actividad de los natatorios de la ciudad, ya sean públicos o privados, que tengan fines “recreativos, educativos o terapéuticos”.

Son 11 los complejos abiertos al público en la capital y según aseguraron funcionarios municipales, en todos los casos se cumple con la legislación vigente. Por el momento, la única pileta que no está en funcionamiento es la del Club Vial Provincial.

El director de Comercio, Marcelo Rosales, en declaraciones a este medio, explicó que la norma exige a los predios contar con rescatistas, y es uno de los requisitos a tener en cuenta por los propietarios para obtener la habilitación comercial.

El municipio, a través de la dirección del Cuerpo Único de Inspectores (CUIM) se encarga de realizar las inspecciones.

Si en el momento en que se efectúa el control, no se cumple con los requisitos, se labra un acta y procede a la intimación. En caso de comprobarse que no tiene guardavidas, se clausura.

El jefe CUIM, Diego Nicola informó que a principios de este mes, se hicieron las inspecciones y “todos están en regla”. “Después se harán controles de rutina, iremos una vez al mes a verificar que esté todo en orden”, aseguró.

Otro de los aspectos que se observa es la calidad del agua de la pileta. También se tienen en cuenta las condiciones de los baños, las medidas de seguridad, la demarcación de los desniveles, señalizaciones, planos de evacuación y desinfecciones.

Según establece la legislación, debe haber un rescatista cada 100 personas. “Hay complejos que muchas veces superan esa cantidad de gente y sólo hay un guardavida”, señaló el delegado provincial de Sugara, Juan Worman.

Para prestar el servicio solicitan a los natatorios una mesa, una silla elevada para tener vista panorámica y algún elemento que brinde sombra.

“Son muy pocos los lugares que nos tienen legalmente y bajo convenio”, reconoció el delegado del Sindicato Único de Guardavidas y Afines de la República Argentina.

Los rescatistas deben tener una habilitación. Es por eso que una vez por año, el gremio los somete a “una reválida” que consiste en una prueba de nado en un tiempo determinado, (500 metros en menos de 12 minutos) y luego un examen teórico sobre la actualización de conocimientos en primeros auxilios y RCP.

“A partir de esa evaluación creamos un registro y se lo presentamos al municipio, con el nombre, apellido y número de teléfono. Cuando van a los inspectores a controlar, ya tiene esa información”, dijo.

El gremio cuenta con alrededor de 100 rescatistas habilitados a nivel provincial. La mayoría pertenecen a la ciudad de San Luis. “Hay faltantes en el interior, donde están pasando los accidentes”, sostuvo.

Si algún natatorio no presenta personal de rescate, se debe realizar la denuncia ante la comuna, recomendó Worman.

“La responsabilidad es del complejo y del municipio por haber dado permiso para su funcionamiento”, finalizó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR