X

Una familia villamercedina que perdió todo tras la tormenta pide ayuda

El viento levantó parte del techo y provocó que se cayera una parte de la pared de la vivienda. Al caerse, dañó muebles y electrodomésticos, sumado a los deterioros que ocasionó el agua que ingresó por la abertura.

La familia solo tiene un ingreso económico y necesita ayuda.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/12/2017 15:15
PUBLICIDAD

Roxana García es madre de siete hijos y compone una familia de 11 integrantes. Viven en el barrio San Antonio, en la intersección de San Lorenzo y Eleodoro Lobos. La tormenta del martes le destrozó la casa y pide ayuda para salir adelante.

“Levantó una parte del techo, si bien no lo sacó completo, hizo que tire un sector de la pared y rompió las cosas que estaban cerca. Además se levantó todo el techo del lavadero, se rompieron la cocina, muebles, cosas de los chicos y se quemó la heladera. Gracias a Dios no hubo ningún percance con los cables”, detalló.

Según describió “no ha aparecido nadie” para darles una mano, y hasta el momento han reparado provisoriamente los daños “con nylon”. “Nosotros hicimos la casa con mucho esfuerzo, mi marido es recolector de residuos de la Municipalidad y es el único ingreso económico con el que contamos”, explicó.

Por otra parte, cuestionó “la actitud” de Defensa Civil durante la tormenta: “Cuando llegaron nos dijeron ‘andamos buscando una casa a la que se le voló el techo completo’, en vez de preguntarme si necesitaba ayuda”.

En el momento en que los sorprendió la tormenta, García se resguardó junto a sus hijos en una habitación “que es de madera, chapa y membrana”, que fue el único sector que no sufrió daños. El momento “fue desesperante”.

Al pasar el temporal, tuvo ayuda de sus vecinos que se solidarizaron desde el primer momento. Luego difundió un video que muestra los destrozos y empezó a recibir ayuda de la comunidad: “Contribuyeron con un colchón, ropa para mis hijos y soldaduras en la pared para prevenir otras tormentas”.

Los electrodomésticos fundamentales “se quemaron” y los necesita para el día a día. “Tengo 7 hijos de entre 1 y 15 años. Ahora uno necesita la heladera para mantener los alimentos, en especial la leche para la bebé. Por ahora me ayudan los vecinos”, manifestó.

También remarcó que tiempo atrás se reunió con el vicegobernador Carlos Ponce para solicitarle ayuda para “dejar en óptimas condiciones” su hogar. Según indicó, el funcionario le prometió que iba a tomar el caso.

“Todo lo que tenemos lo hemos hecho con nuestro esfuerzo. Solo que las chapas son caras y no podemos, se nos hace difícil”, expresó.

Para acercar alguna colaboración comunicarse al celular 2657-214699.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR