X

El obispado de San Luis estudia la “autenticidad” de la Virgen de la Cobrera

La Iglesia inició un análisis para discernir la “veracidad” de su devoción y lo comunicó a los fieles. Anunció que permite rezar el rosario pero que no reconoce la imposición de manos de laicos, las intenciones e impetratorias ni el oficio de misas en el predio.

Desde 1994, la imagen mariana es contemplada por los fieles.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/12/2017 11:48
PUBLICIDAD

Por intermedio de una carta pastoral, el obispo de San Luis Pedro Martínez se dirigió a la feligresía para informar la apertura de una investigación en torno a la Virgen de la Cobrera, “la que cura, sana y libera”.

Según manifestó en el escrito, le solicitó al administrador parroquial del lugar “que acompañe los acontecimientos” para determinar “la autenticidad” del fenómeno.

La imagen mariana aparecida en 1994 en el Barrio Policial de San Luis (posteriormente trasladada a Paso del Rey), es venerada por miles de personas y se ha transformado en una de las más representativas de la provincia.

Por ese motivo y ante el surgimiento de acciones como la imposición de manos o la enunciación de oraciones no autorizadas, las autoridades observan las circunstancias con preocupación.

Martínez describió que se le comunicó a la Asociación responsable de las actividades que se desarrollan alrededor de la Virgen que no realizaran “difusión al respecto” hasta que la imagen fuera aprobada por la iglesia, dado que se podría generar una “confusión” entre los fieles.

En este sentido es que no accedió al oficio de misas en el predio, aunque sí permitió que se rece el rosario.

Los puntos más relevantes de la carta pastoral:

Como primera medida resaltó que la Asociación Virgen María de la Cobrera la que cura, sana y libera “no es eclesiástica” sino civil; por lo que instituyó una comisión diocesana para estudiar los hechos y brindar un acompañamiento pastoral.

Para ello designó como delegado al vicario Episcopal, Ignacio Daminato, quien podrá acompañar “a todos los involucrados” y requerir la colaboración de otros sacerdotes para posibles procesiones, el rezo del Santo Rosario, “catequesis apropiadas” y bendiciones.

De acuerdo al Código de Derecho Canónico, “no ha sido delegado ningún laico” para imponer las manos, administrar sacramentales o bendecir enfermos. En la misma línea no autorizó (hasta la publicación de esta nota) la construcción de una iglesia en el predio.

Por otra parte remarcó que no facultó a ningún sacerdote para celebrar la Santa Misa en el espacio dedicado “a la así llamada Virgen de la Cobrera”, y solicitó que “se abstengan” de publicar mensajes, hacer publicidad, difundir medallas, estampas, imágenes o similares.

Además insistió en que “no ha sido aprobada por la Iglesia Católica” ninguna oración a la Virgen y de este modo “no pueden ser solicitadas bajo su nombre intenciones, tanto impetratorias como en acción de gracias, para la Santa Misa”.

Por último, exhortó a la Asociación Virgen María de la Cobrera para que mantenga un “asiduo contacto” con el sacerdote delegado y la comisión diocesana “para cooperar eclesial y dócilmente” a las disposiciones.

“Confío en la intercesión de la Inmaculada Concepción, madre de todos los cristianos, para que iluminando a todos los interesados durante este tiempo de estudio, acompañamiento y discernimiento eclesial, crezcamos en la oración y conversión personal”, finalizó Martínez.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR