X

Rogelio Frigerio, sobre la cumbre Moyano-Barrionuevo: “Son sectores que no nos acompañan”

En Código Político, el ministro del Interior le restó importancia al encuentro sindical. También desestimó que se vuelva a utilizar la cláusula gatillo en las paritarias.

"Son sectores que no nos acompañan en los cambios laborales que impulsamos", aseguró Frigerio.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 20/01/2018 14:48
PUBLICIDAD

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le restó importancia a la cumbre sindical que protagonizaron Hugo Moyano y Luis Barrionuevo en Mar del Plata y aseguró: “Son sectores que no nos acompañan en los cambios laborales que impulsamos”.

En diálogo con Código Político, el ministro se refirió al encuentro entre el líder camionero y el gastronómico, que unificaron posturas contra el techo de 15 por ciento que el Gobierno impulsa para las paritarias. “Se reunió un sector del sindicalismo, no todo el sindicalismo; y fueron quienes no nos acompañan el proceso largo y profundo que, durante varios meses, impulsamos para cambiar el vínculo laboral entre los trabajadores y las empresas”, definió. Mientras tanto, consultado sobre la foto de ambos juntos, declaró: “No nos sorprende ni ese almuerzo ni las declaraciones”.

La foto de la cumbre sindical.

Al tocar el tema de las negociaciones salariales, aseveró: “Creemos en las paritarias libres, pero si tenemos una lucha contra la inflación todos los sectores tienen que actuar en consonancia. Lo lógico sería que la discusión paritaria tenga en cuenta esto”. En esa línea, se le preguntó por la cláusula gatillo, aquella que permite una reapertura de las negociaciones si la inflación supera un tope pre establecido. “Fue un buen instrumento pero no hay que enamorarse. Hoy tenemos una pauta inflacionaria revisada”, consideró.

Mientras tanto, dijo que la inflación y el déficit fiscal son temas importantes para el Gobierno y aclaró que “Macri le pone mucha atención y se compromete a reducirlo”.

En la cumbre sindical, a la que asistieron Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid, dos de los tres secretarios generales de la CGT, también exigieron derogar la ley que promulgó la reforma del sistema jubilatorio por la que el Gobierno pretende ahorrar 100.000 millones de pesos.

Entre los puntos más importantes, los línderes sindicales rechazaron: la intención de embargar los sueldos de los trabajadores, el uso de los fondos de la Anses para la “timba financiera” y el techo a las paritarias.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR