X

Aprobaron la ordenanza que regula la subasta municipal de vehículos

El Concejo Deliberante la sancionó por unanimidad durante la sesión extraordinaria de hoy.

El dinero recaudado será destinado a adquirir bienes e insumos que demanda el control vehicular y la seguridad vial.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/02/2018 16:13
PUBLICIDAD

Los legisladores coincidieron en la elaboración de la iniciativa que otorgará mayor transparencia al proceso de descontaminación, desguace, compactación y subasta, de motos y autos secuestrados o abandonados.

La iniciativa que tuvo el aval de todos los bloques dará el marco legal a las medidas que en adelante tome el municipio. La polémica que generó a principios el remate dio lugar a la ordenanza.

El dinero recaudado será destinado a adquirir bienes e insumos que demanda el control vehicular y la seguridad vial. Los procedimientos estarán regulados por el juez de Faltas.

La norma determina que podrán ser subastados los vehículos que no hayan sido reclamados por sus titulares en un plazo de seis meses y los que no tengan identificación de dominio.

Javier Suárez (Avanzar y Cambiemos por San Luis), afirmó que “en este tipo de situaciones hay que garantizarle al vecino la posibilidad de recuperar el bien, cumpliendo con todas las disposiciones”.

Los que no podrán ser vendidos serán aquellos que están en dependencias Municipales, por orden de autoridades provinciales o acionales, tengan un pedido de secuestro o puedan estar involucrados en un delito.

En estos casos, pasado el mismo período, estarán sometidos al proceso de descontaminación, compactación y disposición final.

La transacción deberá hacerla el Poder Ejecutivo Municipal, dando aviso con cinco días de anticipación e informando los bienes puestos a la venta, lugar donde se encuentran y el martillero que estará a cargo.

El precio de base corresponderá al monto de la multa más los gastos por acarreo, guarda diaria y publicación.

Al momento del remate, los compradores deberán pagar la comisión del martillero, más el 20 % del valor de la compra. El saldo, podrá abonarse dentro de los tres días hábiles posteriores.

Al respecto, el concejal por el frente San Luis Somos Todos, Federico Cacace, comunicó que “si en algunos casos no hay venta por base, porque puede ser un monto elevado, inmediatamente se hará una subasta pero sin costo base”.

Finalmente, el comprador tendrá 90 días para inscribirse ante el Registro Nacional. Luego, “el Ejecutivo deberá notificar de todo lo actuado al Concejo Deliberante”, expolicó Cacace.

El proyecto además posee dos cláusulas transitorias. La primera manifiesta la posibilidad de que el juzgado de Faltas “envíe al Municipio listados mensuales para poder darle mayor celeridad a la subasta”.  Fue avalada en forma unánime.

No ocurrió lo mismo con la segunda, que plantea una nueva subasta sobre la que el Registro del Automotor ya inició los trámites. “Sobre ellos debería haber una revisión y concluirlo. No podemos volver atrás porque perjudicaría a la comuna al afrontar nuevamente los gastos”, señalo Cacace.

Esta condición no fue apoyada por el frente Unidad Justicialista. Daniela Serrano, argumentó la abstención “por considerarlo contradictorio”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR