X

Paro Bancario en San Luis: la totalidad de las sucursales adhirió a la medida

Lo confirmó el secretario General de la Asociación Bancaria, Víctor Pérez. No habrá atención hasta el miércoles y de no concretarse una negociación, el 19 habrá un paro de 48 horas.

No habrá actividad en los bancos hasta el miércoles 14.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 09/02/2018 16:15
PUBLICIDAD

Esta mañana, los bancarios se manifestaron para reclamar su descontento ante el aumento estipulado por el Gobierno Nacional, en el marco de un paro que se extenderá hasta el miércoles.

Pérez, indicó en diálogo con elchorrillero.com que esperan que la medida de fuerza “sirva para una solución y que prime el sentido común para que acepten las condiciones”.

“No aceptamos el 9% mentiroso porque lo manifiestan de tal forma que un empleado que gana $50 mil perderá $63 mil al año, los iniciales que ganan $27 mil perderán $35 mil”, sostuvo.

Según manifestó, desde la asociación plantearon tres alternativas que “no fueron escuchadas”: “El 24,8% que corresponde a la inflación de 2017, el mismo acuerdo establecido el año pasado o un aumento sobre la canasta familiar del bancario”.

Foto: Asociación Bancaria San Luis.

“Hacemos responsable a (Jorge) Triaca ante su total incapacidad para llevar adelante esto. Si no hay respuestas, el 19 haremos un paro por 48 horas”, aseveró.

Por otro lado confirmó que la totalidad de las sucursales adhirieron a la medida.

¿Cómo viven el paro los puntanos?

El Chorrillero concretó un relevamiento durante las primeras horas de la mañana en las distintas sucursales bancarias. En líneas generales se advirtió que la gente pudo efectuar sus operaciones, más allá de que algunos cajeros ya presentaban limitaciones.

“Sabía del paro con antelación pero dejé mi trámite para último momento, por suerte a esta hora no hay tanta gente y conseguí el efectivo”, expresó Funes, un joven que salía de la sucursal Supervielle de calle Junín.

En el mismo lugar, Guzmán, una señora que estaba acompañada por su sobrina agregó: “La verdad no sabía de la medida, vine y al menos pude retirar dinero, tenía que cobrar mi sueldo”.

Algunos se enteraron de la medida de fuerza en las sucursales.

Por otra parte quienes precisaban retirar dinero indicaron que si presenciaban alguna dificultad, optarían por la extracción en supermercados, servicio con el que ya cuentan varios comercios de la capital puntana.

Para poder obtenerlo, se debe hacer una compra mínima con tarjeta de débito y se solicita el monto, que se puede extender hasta los $3 mil. Según informó una fuente allegada al servicio, “la gente no usa mucho el sistema” pero en casos como los paros bancarios o feriados, “aumenta la demanda”.

Quienes efectuaron sus operaciones en las primeras horas del día, pudieron hacerlo sin limitaciones.

“No tenía pensado hacer extracciones, sabía que no habría atención pero lo mismo opté por probar. Pude sacar lo que necesitaba, pero sino lo lograba lo hacía en el mercado”, dijo un hombre en las inmediaciones del Banco Nación.

En cuanto a las opiniones del reclamo, hubo puntanos que dijeron “entender” la medida y otros que no; tanto por las “molestias” que puede ocasionar la falta de atención al cliente, como los fundamentos por las que el gremio no cierra una negociación.

“Me enteré por los medios y me molesta mucho. ¿Es necesario que gente de un gremio como los bancarios, que cobran una fortuna, más que cualquier persona normal, tengan que hacer un paro? ¿Necesitan $50 mil para vivir? Si fueran empleados que cobran $12 mil sería entendible”, manifestó José al salir del cajero Banelco ubicado en calle Belgrano.

“Me parece bien, creo que es la situación que experimentamos quienes estamos bajo relación de dependencia”, agregó una mujer en la misma sucursal.

Otra de las curiosidades de lo que dejó la medida, son las infracciones de tránsito. Muchos aprovechaban para dejar el auto con balizas para bajar y hacer sus operaciones bancarias.

Un inspector de tránsito manifestó que si bien el problema es a lo largo del año, hoy percibió varias faltas de ese tipo. Explicó que “se entiende a quienes traen a una persona discapacitada o abuelos que deben cobrar”, pero en general muchos abusan de las infracciones.

“Hay gente que ni siquiera viene al banco y lo mismo estaciona. Prefieren la multa”, aseguró.

Los usuarios manifestaron que no debieron aguardar grandes filas para poder realizar extracciones.

Por el momento el abastecimiento en los cajeros es normal. Según detalló el secretario de la Asociación Bancaria, “hay una empresa privada que se encarga de llevar el dinero a los cajeros de la periferia, en el caso de los del centro se ocupa cada sucursal”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR