X

Denunciarán a policías por agredir a un hombre que consumía bebidas alcohólicas

El incidente ocurrió en San Francisco, luego de que los efectivos redujeran a José Jofré (33), quien bebía cerveza en un local del pueblo. El hombre es discapacitado.

El abogado que representa a Jofré aseguró que lo dejaron "inconsciente".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/02/2018 22:54
PUBLICIDAD

El caso tomó estado público luego de que se viralizara un video en las redes sociales donde se aprecia a un grupo de efectivos que intentaban arrestar a Jofré.

Tras una maniobra que produjo que el hombre perdiera el equilibro, una mujer policía se cayó y generó la reacción de uno de sus pares, que terminó pateando la cabeza del detenido.

Las imágenes fueron captadas por vecinos que cuestionaron el accionar, asegurando que solo estaba consumiendo algunas bebidas, sin dar resistencia: “Así actúa la Policía en San Francisco con un chico tomado que no tiene defensa”.

El abogado que representa a Jofré, Diego Quevedo, explicó a El Chorrillero que todo se remonta al jueves cuando su cliente “cobró el Plan Solidario” y con motivo de su cumpleaños, “tomó 4 cervezas” en un local de la zona céntrica.

Cerca de las 20:30 regresó a su casa, cenó y se quedó por unas horas. Más tarde a las 00:30, se dirigió al negocio “Pollo Coria”, para encontrarse con su amigo “Chiche” Gómez y su hijo.

Allí “bebieron hasta las 8, sin molestar a nadie ni generar situaciones de conflicto”, agregó el abogado. En un momento se acercó un móvil policial y les dieron la orden de que se retiraran “porque no está permitido tomar” en el lugar.

Gómez y su hijo se fueron por un sector, mientras que Jofré tomó su rumbo por calle Alberdi frente a la terminal “caminando con total tranquilidad”.

Al cabo de unos metros, volvió a encontrar el mismo móvil y el personal le reiteró que se fuera. En medio de una discusión se bajaron “5 efectivos” y lo “tiraron al piso”, propinando el golpe que indignó a los testigos.

El letrado describió que “lo dejaron inconsciente” y lo trasladaron a la comisaría. Allí lo alojaron en el calabozo y a las 13:30 lo llevaron al hospital donde solo “lo revisaron superficialmente”. Media hora más tarde regresaron a la dependencia.

A las 17 lo llevaron hacia San Luis para que en la Jefatura le tomaran fotografías y efectuaran los trámites referidos a los antecedentes. Pasada la medianoche, volvieron a San Francisco.

Ya en el calabozo, cenó gracias a su hermano que le acercó comida y el sábado lo liberaron. “Es discapacitado y actualmente tiene puntadas permanentes”, aseguró el abogado en referencia al golpe.

“En los próximos días vamos a denunciar a los policías que participaron en el hecho por hacer abuso de autoridad y privación ilegítima de la libertad”, sostuvo al ser consultado por el contexto de la presentación judicial.

Los vecinos manifestaron su enojo en las redes y aseguraron que en la localidad ocurrieron otros casos similares, incluso con agresiones hacia menores.

Este medio se comunicó con la Regional policial pero no fue posible obtener la posición oficial.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR