X

Advierten sobre problemas edilicios en el Poder Judicial

El juzgado Civil, Comercial y Minas Nº 1 se inundó por filtraciones en uno de los tanques de la terraza. Documentación de la oficina resultó afectada.

Los empleados esperan que la situación se normalice.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/02/2018 23:33
PUBLICIDAD

Fuentes judiciales le confirmaron a elchorrillero.com que el tercer piso del edificio del Poder Judicial de San Luis afronta dificultades de humedad, en particular el sector del juzgado Civil, Comercial y Minas Nº1 que ayer “amaneció completamente inundado”.

Según detallaron las fuentes consultadas, la situación se debe a la “pérdida en uno de los tanques de la terraza”. “El agua se habría acumulado durante el fin de semana largo hasta que se filtró por las paredes. Incluso dañó partes del techo”, aseveraron.

El techo resultó averiado, exponiendo la posibilidad de un cortocircuito.

Imágenes que trascendieron muestran expedientes mojados, documentación dañada, sectores del cielo raso partidos y cables colgando.

“Primero se enteraron del problema las empleadas del juzgado, quienes trabajaron para detener la inundación, y luego se informó a la dirección de Recursos Humanos, al Superior Tribunal y el Sindicato de Judiciales Puntanos”, relataron.

“El piso estaba mojado, las paredes húmedas y el agua caía del techo, con el riesgo de generar cortocircuitos”, agregaron.

Parte de la documentación fue afectada por la humedad.

El Superior Tribunal suspendió los términos del día 14  del juzgado “sin perjuicio de la validez de los actos que se cumplan”.

En ese sentido, advirtieron que “obligaron a las empleadas a trabajar aunque su integridad física estaba en riesgo”. Más tarde acordaron la imposibilidad de desempeñar las tareas en tal contexto, con la condición de “cumplir horarios vespertinos para agilizar el ordenamiento del juzgado”.

Ahora los empleados esperan que la situación se normalice: “Todavía estamos limpiando, cae agua, hay olor a humedad y seguimos trabajando”.

Los trabajadores judiciales siguen con sus tareas mientras se establece la limpieza de las oficinas.

Advirtieron que “hay goteras” y que el techo está dañado en algunos sectores.

Remarcaron que la integridad física de las empleadas “está en riesgo”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR