X

Para la Justicia, la Policía de San Luis agotó sus posibilidades y piden ayuda a la Nación para hallar a Rubilar

Así se conoció este jueves después de 12 días de una búsqueda intensa pero sin resultados. Quieren que la fuerza nacional trabaje en los campos de la zona sur de Villa Mercedes donde la Policía halló los últimos rastros del joven con capacidades diferentes.

El juez solicitó colaboración para poder dar con "Pupi", perdido desde el 3 de febrero.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/02/2018 08:44
PUBLICIDAD

El pedido para que Gendarmería llegue a San Luis lo hizo el juez Alfredo Cuello que lleva adelante la investigación por la desaparición de Rubilar, el pasado 3 de febrero a la salida de los corsos en La Pedrera.

Se supo que la ayuda nacional, que estará conformada por especialistas en búsqueda de personas, fue solicitada para que los efectivos realicen pesquisas en el mismo campo que allanó hace una semana la Policía y donde secuestró una camioneta. Allí los rastrillajes se van repitiendo con el paso de los días y alimentan las dudas de que “Pupi” pudo haber estado allí.

“Los rastros llegan hasta allí y se pierden. No podemos dar con él, pero seguimos trabajando. Sabemos que Gendarmería podría hacer trabajos topográficos y que llegaría en las próximas horas; pero de todos modos es un tema que maneja el juez”, le contó a elchorrillero.com el interventor de la Unidad Regional II, Víctor Videla. Y

La policía provincial ya habría recorrido unas 3 mil hectáreas, pero sin éxitos.

Otras líneas llevaron la investigación a La Pampa (Rancul y Realicó) y Córdoba (cerca de Río IV), después del testimonio de dos personas que aseguraron ver caminando por la ruta a una persona similar a Rubilar. Sin embargo las averiguaciones fueron negativas y todo volvió a empezar.

Los operativos de búsqueda en la zona rural estuvieron guiados por perros entrenados de San Luis, Villa Mercedes y también uno de Neuquén. Los canes llevaron a los efectivos hasta una tranquera donde confirmaron algunas pistas. Es así que se piensa que Juan Carlos pudo haberse arrastrado por debajo del portón para ingresar al campo.

La duda provocó el allanamiento en la estancia donde vive un hombre solo, oriundo de Córdoba. Los perros además marcaron la camioneta y encontraron un billete de $10 semienterrado en un costado de la casa.

Desde que se formalizó la solicitud de paradero el domingo 4, se desplegó un amplio operativos que en los primeros dos días incluyeron el vuelo de una avioneta. Se sumó Defensa Civil y hasta particulares se introdujeron en la zona rural para encontrar a Rubilar.

En los últimos días, la familia le pidió a las autoridades que no abandonaran la búsqueda del chico porque habían notado que ya no trabajaban “como antes”. Y apuntaron sus sospechas al habitante del campo donde creen que “Pupi” habría ingresado, tal vez para pedir agua.

El puestero, Andrade dialogó con el periodista Daniel Rodríguez y se quejó del accionar el día del allanamiento en su casa. También acusó de que quieren “plantarle una causa” y que está amenazado.

En la entrevista contó que a su campo “cayó un ejército” de policías, que fueron “prepotentes” y que “no se identificaron”.

Contó que había escuchado que buscaban a alguien por la presencia de los aviones, pero que no sabía si era joven o grande. “Llegué al sábado y el domingo dormí hasta las 12”, explicó.

Qué pasó y dónde está Rubilar todavía es una intriga. Por ahora solo se puede suponer que cuando terminaron los corsos se desorientó y nunca encontró el camino a casa. Hay videos que lo muestran disfrutando en los corsos junto a su comparsa preferida. Después de eso, dos cámaras de seguridad lo registraron cuando caminaba por ingresos alrededor de La Pedrera.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR