X

El padre del cadete muerto en La Rioja se reunió con Macri: “Que los responsables vayan a la cárcel”

El Presidente recibió a la familia de Emanuel Garay en la Casa Rosada, que murió durante un entrenamiento brutal en la Escuela de Policía.

"El presidente nos dio apoyo y nos dijo que se va a llegar al fondo de esto", aseguró Roque Garay.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/02/2018 17:52
PUBLICIDAD

Mauricio Macri recibió en la Casa de Gobierno a la familia Emanuel Garay, el cadete de la Escuela de la Policía de La Rioja que murió después de que lo torturaron durante un entrenamiento brutal.

“El presidente nos dio apoyo y nos dijo que se va a llegar al fondo de esto”, aseguró Roque Garay, padre del cadete, al salir de la Casa Rosada. “Queremos que los responsables vayan a la cárcel”, pidió a la vez que dijo que la familia “se siente apoyada; pero todavía queda la plana mayor de la policía de La Rioja en actividad. Renunció uno de los nueve oficiales a cargo”.

Además, Roque confió en que “llevarán a juicio a los responsables” y solicitó que “los tiempos de la Justicia sean más cortos” para que la causa no quede en el olvido.

También recordó que el 5 de marzo habrá una marcha, al conmemorarse un mes de la muerte de su hijo. “Vamos a pedir Justicia y a recordar a Emanuel”, explicó.

Además del presidente, en la reunión estuvieron presentes la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

Emanuel Garay tenía 19 años y murió el 10 de febrero pasado por un cuadro de deshidratación. Fue después de que el cadete policial participó junto a otros doce aspirantes de un entrenamiento en la Escuela de Cadetes de la Policía de La Rioja.

Tras el hecho, otro de los aspirantes a policía contó a Telenoche que durante las prácticas que terminaron por matar a su compañero tuvo que tomar agua de un pozo para sobrevivir y aseguró que temió por su vida. “Nos ramearon, nos tiraron al suelo, no nos dieron agua durante 6 horas. Tuvimos que tomar agua podrida de un pozo donde había sapos para sobrevivir”, dijo el joven. Y recordó que sus jefes les ordenaron tirarse al piso cuando Garay se cayó para que no vieran el momento en el que se lo llevaban.

El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, ordenó pasar a manos de civiles la Escuela de Policía después del entrenamiento que terminó en tragedia. La institución dejará de estar a cargo del Ministerio de Gobierno para estar bajo la órbita del ministerio de Educación provincial.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR