X

Falleció Antonio Cuccittini, el abuelo materno de Lionel Messi

Fue el miércoles, pero la noticia trascendió recién ayer en medio del hermetismo familiar. Murió en el Sanatorio Laprida.

El papá de la madre de Leo, en su casa de toda la vida.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/02/2018 15:57
PUBLICIDAD

El abuelo materno del crack rosarino Lionel Messi murió el miércoles. Si bien la familia manejó la información con hermetismo y absoluta intimidad, La Capital pudo confirmar el fallecimiento en el Sanatorio Laprida. Antonio Cuccittini vivía solo en su casa ubicada en Estado de Israel 409 y se encontraba enfermo desde hacía tiempo.

La novedad era ayer en el barrio un secreto a voces que, a pesar del silencio familiar, había trascendido definitivamente. Los vecinos de la vivienda del padre de Celia, la madre del futbolista, vieron llegar el martes, cerca de las 18.15, una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies), que los alertó.

A partir de allí comenzaron los trascendidos, hasta que se confirmó el dato. Se supo de este modo que el hombre, de más de 80 años, fue retirado de su casa en una ambulancia que tardó sólo 8 minutos en llegar, según los registros oficiales, y que iba con “código rojo”, es decir urgencia extrema. Los médicos diagnosticaron pérdida de conocimiento y deficiencia respiratoria.

Desde la vivienda fue conducido al centro asistencial, donde murió al día siguiente. Los médicos no pudieron salvarlo, a pesar de sus esfuerzos.

Si bien en el barrio del distrito sur la familia mantuvo el dato in péctore, los movimientos de Celia y de allegados en la casa de Cuccittini no pudieron evitarse.

El abuelo de Leo vivió siempre a una cuadra de la casa del futbolista. Fue uno de los pocos integrantes de la familia que opinaba sobre el desempeño de su nieto y tenía cierto contacto con la prensa, hasta que, de golpe, dejó de responder a los llamados de los periodistas.

Pausa

En julio de 2015, Cuccittini no descartó que el crack se tomara una pausa con la selección después de las críticas que recibió tras perder la final de la Copa América.

Incluso, admitió que su nieto juega mejor en el Barcelona que en la Albiceleste. “Allá triunfa y es lo más grande que hay y acá no va. Los últimos tres partidos estuvo mal y flojo”, sostuvo en aquella oportunidad a Radio Casilda.

Antonio vivía en soledad en su casa de zona sur desde que falleció su esposa Celia, la abuela materna del astro, la misma que Leo no olvida y que reaparece cada vez que hace un gol cuando con el dedo índice señala hacia el cielo, quizás recordando sus milanesas a la napolitana y los caprichos que le concedía.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR