X

Gerardo Rozín se quebró en una emotiva entrevista con Joan Manuel Serrat

El catalán fue la gran estrella de “La Peña de Morfi”, el programa que el rosarino conduce por Telefé.

El cantante y el conductor tuvieron una charla emotiva.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/02/2018 22:38
PUBLICIDAD

Joan Manuel Serrat fue la estrella de lujo en “La Peña de Morfi”, el programa que conduce Gerardo Rozín por Telefé, quien se quebró en cámara durante la entrevista, en donde el catalán se acordó de su gran amigo Roberto Fontanarrosa y habló de Lionel Messi.

“Es muy difícil encontrar a un argentino al que no lo atraviesa por sí mismo o por algún pariente la música de Serrat”, dijo un muy emocionado Rozín durante la entrevista.

El conductor recordó que su mamá era “muy fanática” del catalán y recordó cuando lo llevó a la cancha de Central a verlo “cuando apenas tenía 13 años.

“Serrat es mi vieja, es Fontanarrosa. Es un honor presentar al que con poesía, con ternura, estuvo del lado correcto, siempre del lado de acá”, agregó un muy emocionado Rozín.

El cantautor repasó durante casi una hora sus comienzos, fue acompañado por la coconductora Jesica Cirio, quien dijo que “en mi caso, a Martín (Insaurralde) lo acompañó durante toda su vida. Pero el momento más fuerte fue durante su enfermedad. Martín tuvo cáncer y en esos años lo acompañó. Y cuando él se curó lo fue a ver y pudo hablar con él. Y cada vez que hablamos en casa de Serrat es lágrimas en los ojos”.

Un pico de emoción muy particular fue cuando el Nano recordó a su gran amigo, el Negro Fontanarrosa: “Lo extraño mucho. Ha sido una de las personas más buenas que he conocido. Nadie te va a decir ‘me levanto la voz y que se ha peleado con él’, era muy bueno”, recordó. Y, luego, como sorpresa, Soledad Pastorutti entonó “De vez en cuando la vida”, uno de sus clásicos.

Serrat volvió a sentar su posición sobre la situación en Cataluña pero luego la charla derivó en el momento que atraviesa Lionel Messi, indicaron desde lacapital.com.

Allí, Serrat se desplegó en elogios: “Es el mejor jugador de fútbol que yo he podido ver y que probablemente han visto muchas personas. Tiene un extraordinario talento y fue un milagro que de Rosario llegue al Barcelona y nos haya dado tantas alegrías. Es un hombre muy honesto en la cancha, no se tira jamás. Y con respecto a lo que pasa con él en la Selección Argentina, lo admiro porque el sigue viniendo muy feliz y sus colegas saben de las pruebas de compañerismo que dio. Solo le ha faltado suerte”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR