X

Estudiantes universitarios se movilizaron contra el aborto

Se reunieron en pleno centro puntano para manifestarse “a favor de la vida” y sentar posición en cuanto al proyecto nacional que prevé la legalización de la interrupción del embarazo.

El encuentro fue frente a la Catedral de la ciudad de San Luis.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 03/03/2018 23:31
PUBLICIDAD

El debate de la despenalización del aborto que ha tomado intensidad durante las últimas semanas, tuvo su lugar en San Luis y estudiantes de la Universidad Católica de Cuyo convocaron a un acto provida.

Este sábado por la tarde se concentraron frente a la Catedral con el acompañamiento de la organización “Centinelas” de la Iglesia Bautista y autoconvocados.

La convocatoria giró en torno a los argumentos que la ciencia, la medicina y lo penal “arrogan” y “detallan” sobre el tema.

Carteles de “si a la vida, no al aborto”, “déjame nacer” y “San Luis ayúdame a vivir” le dieron el carácter simbólico a la actividad. También repartieron folletos y panfletos con las principales líneas de la protesta.

El acto se centró en el repudio al proyecto de ley nacional.

Fátima Fernández, una de las organizadoras, manifestó que está a favor de la vida “desde el inicio de la concepción hasta su muerte natural”.

Los oradores y algunos asistentes vistieron un guardapolvo blanco en “símbolo de paz”. Además, antes de comenzar los discursos, entonaron el himno nacional.

“Nos congregamos en nombre de la ciencia y somos la cara de aquellos niños que no pueden hablar”, afirmó.

Dentro de la “perspectiva biológica” sostuvieron que comienza la vida “con certeza” desde “la fecundación con la unión entre el espermatozoide y el óvulo”.

María Mercedes Petrino, alumna de la carrera de medicina de la Universidad Nacional de Cuyo, expuso que este “nuevo ser” no es un “conjunto de células” sino que es un “individuo real”, que mantiene su “propia identidad”.

“Desde el inicio, el cigoto es un ser humano existente, no potencial. La naturaleza de un embrión no es una construcción social, no es un acuerdo arbitrario. Sea deseado o no, sea fruto de una violación o no, no lo cambia de especie. No es una cuestión de gusto u opinión”, detalló.

Luego de la exposición, realizaron una interpretación musical e interactuaron con el público para recolectar testimonios y experiencias para reafirmar la postura.

En el momento de la “interpelación jurídica”, tuvo la palabra otro estudiante, Ramiro Tilca que manifestó que se busca “atropellar la Constitución Nacional y a la identidad del niño por nacer”.

El acto se centró en el repudio al proyecto de ley nacional.

El 8 de marzo está previsto que un grupo de legisladoras presenten un proyecto de ley.

El tema fue planteado en la inauguración de apertura de sesiones del Congreso por el presidente Mauricio Macri que postuló un debate “maduro y responsable”.

“Vemos con agrado que el Congreso incluya este tema en su agenda. Es un tema muy sensible”, destacó.

El reclamo encabezado por organizaciones de mujeres, políticas y sociales, será presentado para su tratamiento con dos modificaciones en relación a la última del 30 de junio de 2016.

El primer artículo sostiene que “en el ejercicio de su derecho humano a la salud, toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional”.

En el proyecto anterior, la marca estaba puesta en las primeras “doce semanas”.

Si bien no hay cifras oficiales, los números que sostienen los promotores dan cuenta de 500 mil abortos por año.

En cuanto a las muertes, el Ministerio de Salud de la Nación informó que en el 2016 hubieron 43 por interrupciones del embarazo.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR