X

Buscan plata enterrada en la casa de los funcionarios de Chubut detenidos por corrupción

Diego Luters fue arrestado en la Casa de Gobierno y su jefe, Diego Correa, en la calle cuando intentaba escapar en su camioneta. El gobernador ya los echó.

Por el momento, hay cinco personas detenidas por supuestos sobreprecios en contrataciones del Gobierno de Chubut.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/03/2018 19:01
PUBLICIDAD

El fiscal José Rodríguez ordenó el miércoles que perros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) busquen plata enterrada o escondida en los inmuebles de las cinco personas detenidas a la mañana por supuestos sobreprecios en contrataciones del Gobierno de Chubut.

Todo comenzó a la mañana cuando los policías irrumpieron en la Casa de Gobierno de Chubut con una orden para detener a Diego Luters, secretario privado de Diego Correa, subsecretario de la Unidad Gobernador. El gobernador Mariano Arcioni echó de inmediato a los dos funcionarios, según los decreto a los que tuvo acceso TN.

Correa no estaba en la Casa de Gobierno de Chubut, pero los uniformados lo arrestaron en la calle cuando, alertado por alguien cercano a Luters, intentaba escaparse con dinero, computadoras y celulares junto a su pareja Natalia McLeod -trabaja en el Tribunal Superior de Justicia-, que también fue esposada.

El diputado provincial del Frente para la Victoria (FPV), Blas Meza Evans, había exigido un pedido de informes a la Gobernación al descubrir que Correa compartía el mismo domicilio fiscal que una contratista del Estado, Dual Core SRL, una constructora que hizo obras en la residencia del Gobernador, en la Alcaidía de la Policía y en otros edificios públicos. En esa sociedad participó su pareja.

Hasta ahora a Correa le encontraron un millón de pesos, dólares, euros, pesos uruguayos y reales brasileños. Arcioni, al asumir el 1 de noviembre como gobernador, heredó a Correa como titular de la Unidad Gobernador de su antecesor, Mario das Neves, que falleció el 31 de octubre.

En otros operativos simultáneos, los policías detuvieron a los dos socios de Dual Core SRL, Sandro Figueroa y María Inés Souza, amigos de los Correa y a un maestro mayor de obra, Juan Carlos Ramón, que trabaja en la empresa. El fiscal deberá realizar en las próximas 48 horas la audiencia de imputacióncontra los seis detenidos.

En esa oportunidad, podría imputar a todos por “asociación ilícita” y a los ahora exfuncionarios además por “incompatibilidad en el ejercicio de la función pública” y “defraudación al Estado”. Mientras tanto, los perros de la AFIP buscan plata enterrada en más de diez propiedades.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR