X

Que nunca termine el baile: Los Playeros festejarán sus 43 años con la música

Preparan un show especial para que el público disfrute de una noche “a pura fiesta”. Además contarán con la presencia de Dalila, la reina de la cumbia, quien compartirá su repertorio con los puntanos.

La banda de San Luis mezcla las canciones históricas con el recambio más actual.
por Nicolás Gatica Ceballos / San Luis
Actualizada: 11/03/2018 13:50
PUBLICIDAD

El sábado 24 brindarán un espectáculo en Onasis donde prometen repasar sus éxitos en el marco de una jornada de reencuentros, en el que confluirán los amantes de “Los Playeros viejos” y los seguidores de “la nueva generación”.

La banda que siguió un camino de “perseverancia e innovación” hoy disfruta de sus conquistas, pero detrás de la fama “hay 43 años de trabajo a pulmón”. Para detallar las novedades y recorrer su historia El Chorrillero dialogó con Alejandro y Gustavo Berardo, hijos del fundador del grupo, Víctor Berardo.

Para el encuentro con las cámaras los músicos abrieron las puertas del mítico galpón que guarda las cuatro décadas de vida playera. El sitio que supo llamarse “El Colonial”, ubicado en Juana Koslay, es un tinglado que hoy deposita el herramental, algunos instrumentos musicales, equipos de sonido, iluminación y los dos transportes que trasladan a los artistas y asistentes.

Cuarenta y tres años atrás fue el espacio que nucleó a los primeros músicos que comenzaron a escribir la historia de la banda: Alcides (voz y acordeón), Víctor (percusión), José (guitarra), Alfredo (bajo) y Aníbal (güiro y percusión).

“Todo nació entre 1975 y 1976, y en la primera etapa nos llamamos Alcides y Los Playeros porque el nombre con el que hoy nos conocemos, estaba registrado”, indicó Alejandro.

Alejandro y Gustavo Berardo, los hijos del fundador de Los Playeros.

Mientras dialogó con El Chorrillero observó los rincones del lugar que lo vio nacer, entre melodías, pentagramas y acordes. La mística aún persiste y si bien no ensayan más en el sector, los compases parecen resonar en las paredes.

Contó que su papá y su tío Alcides son oriundos de Río Cuarto pero se instalaron en la provincia para trabajar. “Vendían fiambre, de hecho recuerdo que de niño andábamos repartiéndolo. Con el tiempo tuvieron que decidir con qué labor quedarse”, recordó.

Alejandro destacó también que la formación fue pionera en “implementar los jueves como día de show”, sumándolo al viernes, sábado y domingo. Lógicamente con mayor dificultad a la hora de pactar un espectáculo, dadas las condiciones de la época.

En 1989 Alcides se retiró del grupo para seguir su camino solista en Buenos Aires, mientras que Víctor quedó en suelo puntano. Sin embargo siguió ayudando a su hermano hasta que se hizo conocido a nivel nacional.

“Nosotros nos quedamos en Cuyo y desde entonces tratamos de abrirnos y llevar nuestra música afuera, que se conozca nuestro nombre y a través de eso, la provincia”, explicó.

La banda prepara su espectáculo para celebrar los 43 años con la música.

Luego mencionó que “fue difícil” grabar en los primeros años aunque no se privaron de lanzar lo que en su momento se llamaba long play. Luego siguieron con el cassette y más tarde el compact disc.

“Los 90 dieron una seguidilla de hits en los que Pepe Cacace, Luis Soloa, Wily, Candy y Nano, supieron posicionar temas como “Campesina”, “Vivo pendiente de ti”, entre otros”, destacó.

Por su parte Gustavo Berardo describió la etapa de la nueva generación que nació en el 2000, pero que junto a su hermano debieron dirigir desde 2011 tras la muerte de su padre, quien perdió la vida a los 53 años en un accidente automovilístico cerca de Villa Dolores.

Esta fase trajo consigo éxitos como “Velocidad”, “Mejor beso” y en particular la grabación de nuevos discos, que sumados a los primeros llegan a un total de 50. Si bien las ventas ya no son las mismas (por la piratería), siguen grabando y adecuándose a los cambios tecnológicos y el uso en las redes sociales.

Ya en la etapa más reciente, la banda fundó las radios Fm Líder y Fm Premium, medios que utilizan para la difusión de sus eventos y canciones, transformando al sello de Los Playeros en una empresa genuina de la movida tropical.

Actualmente se organizan entre el martes y el miércoles para planificar las fechas, los equipos que se utilizarán y demás detalles técnicos. Sus actuaciones las brindan los jueves en San Luis, y también los viernes y el fin de semana, en particular durante la temporada de verano.

Ahora cuentan con el salón Malú Multiespacio para dar sus conciertos, que consideran “la casa de Los Playeros”. Hoy ven sus frutos, pero sostuvieron que “empezaron de cero” para obtenerlos.

Malú, el espacio de Los Playeros en San Luis.

“Tenemos nuestro estilo. Tomamos un hit del momento y lo trasladamos a la banda pero con nuestro toque, componemos temas propios, escuchamos mucho las sugerencias de la gente”, sostuvo Gustavo.

“El éxito se debe a la innovación, la inversión en sonido, en buenos instrumentos, micrófonos, iluminación, la constancia de trabajar y sobre todo la humildad”, añadió.

Por otro lado se tomó un instante para reflexionar sobre la muerte de su padre, y en ese momento reconoció que “se hizo sentir la pérdida”; pero a pesar del dolor debieron “tomar las riendas” para que el camino continuara: “Él manejaba todo, agenda, contrataciones, estaba en cada detalle”.

Para los hermanos una de las cosas mas bellas de la música son las casualidades. En ese sentido recordaron que una de las canciones que se posicionaron como hit , “Adicto a tu piel” nació porque al suspender una fecha por un imprevisto se quedaron a ensayar, y en esa jornada uno de los integrantes, Nicolás López, aprovechó para mostrarles un tema que tenía.

Lo ensayaron y lo interpretaron en un par de presentaciones para ver la reacción del público. Como gustó, la añadieron al disco que estaba casi culminado y de ser un tema agregado a último momento, pasó a ser uno de los más escuchados.

“Nos gusta grabar, al igual que ensayar que es donde nace todo, pero lo que más nos apasiona es el escenario. En particular nos gusta tocar en nuestro local para mostrar todo lo que tenemos, luces, pantallas led, sonido, etc.”, expresaron.

Los Playeros, un clásico de los jueves en San Luis.

En ese sentido, Gustavo describió que “todo es un trabajo minucioso” y cada cual cumple un rol más allá de lo que se ve en los músicos. El iluminador por ejemplo tiene la responsabilidad de crear los ambientes y combinar las luces con las distintas melodías, también los sonidistas deben estar atentos y encargarse de la fidelidad del audio. Incluso cuentan con personal de seguridad.

Los Playeros tuvieron su aniversario en enero pero prepararon un espectáculo para festejarlo “a lo grande” en Onasis el sábado 24 a la medianoche. Una de las particularidades es que Dalila, la reina de la cumbia, se presentará por primera vez en San Luis para acompañarlos.

“Va a ser multitudinario, una linda noche. Con el tiempo tenemos ganas de hacer algo en un estadio por ejemplo, para juntarnos con quienes formaron parte de la banda y regalarle esa emoción al público. Las condiciones están dadas, tenemos sonido e infraestructura, resta organizarse y tratar de ponerse de acuerdo”, enunció.

Luego destacó que hay varios proyectos para 2018 entre los que se destaca una visita al canal de televisión América para promocionar la banda a nivel nacional. “Es como dice el dicho, Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires”, dijo con tono humorístico.

A pesar de que a veces el contacto diario entre los músicos, las giras y los eventos suelen generar algunos roces lógicos de todo grupo humano, lograron conformar una “gran familia”, “agradecida de su público” al cual creen que le deben todo.

“Nosotros hacemos lo nuestro, gracias a Dios nos va bien, llevamos 43 años y vamos por muchos más. Esperamos que cuando nosotros no estemos, otros continúen escribiendo el sendero de Los Playeros”, concluyeron.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR