X

Boca y River se juegan un título, y también la gloria

Definen en Mendoza la Supercopa Argentina, que hasta el momento ninguno de los dos pudo ganar. Si el partido termina empatado en los 90 minutos, el campeón saldrá por la ejecución de penales.

foto: diario popular
Los dos equipos más grandes del país se enfrentan en un partido único.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/03/2018 08:25
PUBLICIDAD

Boca y River volverán a mantener en vilo al país cuando definan la sexta edición de la Supercopa Argentina en una final que no dará margen para conformismos ya que habrá uno de los “Gigantes” que se adueñará del trofeo y la gloria. mientras que el otro se retirará de Mendoza con un punzante dolor en el alma.

Esta final tendrá como escenario el estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza, comenzará este miércoles a las 21.10, tendrá como árbitro a Patricio Loustau y será televisado por Fox Sports Premium y TNT Sports, ambos por sistema pago.

El equipo Xeneixe juega esta final por ser el actual campeón de la Primera División y los Millonarios accedió a esta definición al ser el titular de la Copa Argentina 2017.

Si al cabo de los 90 minutos la final culmina igualada, el ganador de la Supercopa, que nunca pudo ser ganada ni por Boca ni por River pese a que ambos totalizan cuatro finales, se definirá con remates desde el punto penal.

Hay un mandato “futbolero” que reza que “poco importan los antecedentes y la campaña de cada equipo antes de un clásico” y hay innumerable ejemplos que de así es, pero hoy en la provincia cuyana la actualidad de ambos pesará y mucho en el campo de juego por el dispar presente de ambos.

Una cifra tiene mayor significado que el exceso de palabras y la misma es el 23, porque esa la cantidad de puntos que separan a Boca (46) de River (23) en una Superliga que se encamina a un casi seguro festejo boquense.

Esa diferencia es un hierro candente en el corazón riverplatense. Observar la tabla de posiciones en el torneo y ver a Boca como sólido líder y advertir a River 18vo. y hasta lejos de la clasificación a las copas internacionales es una ignominia y por eso esta súper final le sienta mejor a los de Nuñez, indicaron desde Diario Popular.

La derrota en la noche mendocina resultará cara para cualquiera. Será difícil de digerir, el observar como el “enemigo” futbolístico levanta la copa entre los fuegos artificiales, pasará a ser una pesadilla, que puede convertirse en un letal golpe al ciclo de Galllardo como DT riverplatense o la dulce actualidad boquense. Algo es seguro, nada será igual tras el festejo uno u otro.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR