X

Edgar Amaya: “El Gobierno respaldó al Municipio de Merlo en un momento difícil”

El concejal de consideró la que la relación entre la gestiones de Alberto Rodríguez Saá y el intendente Miguel Flores “es bastante normal”.

Edgar Amaya (Villa de Merlo)
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/03/2018 09:03
PUBLICIDAD

“El gobernador ayudó en su momento a salir de la coyuntura del conflicto, con un anticipo de coparticipación; luego se pidieron un par de medidas que se están tomando, y para que en una segunda charla y análisis se vea cómo se sigue con un proyecto más sustentable”, le contó el concejal a elchorrillero.com.

Dijo además que como concejales “marcaron” al intendente que “tiene que tener un plan de mejor manejo, de tener más previsibilidad”.

Puntualizó que Flores “fue muy claro en la apertura de sesiones”, donde informó cuáles son los ingresos y egresos, y expuso además que existe “una importante morosidad”.

“Eso sumado a la inflación y aumento en los servicios, ha hecho que la municipalidad perdiera la estabilidad económica”, agregó el edil.

“En ese sentido”, según indicó, es que los legisladores acompañaron ordenanzas que implican la recaudación de nuevos y más fondos para acrecentar las arcas municipales. Una es la que autoriza el cobro del estacionamiento medido, cuya normativa “ya estaba vigente pero no se estaba aplicando”, sostuvo Amaya.

Contó que otra iniciativa que apoyaron los concejales es “una nueva liquidación” de catastro.

Por otra parte, y en relación a los fondos de la soja que la intendencia ya no recibirá, dijo estar de acuerdo con la no firma del pacto fiscal. Aunque reconoció que es un dinero “con los que se podría hacer más obras”.

“No veo correcto que se nos haya quitado porque son derechos adquiridos y por un nuevo Pacto Fiscal no debiera correr riesgo lo que estaba garantizado por ley”, opinó.

“Si para firmar ese pacto tenemos que renunciar a todo lo que nos debe el Gobierno nacional y que encima es coparticipable a los municipios, creo que no es correcto que lo firmemos. Ese es nuestro punto de vista y lo que estamos defendiendo”, agregó Amaya.

También profundizó en que si bien es mucho dinero, “los fondos tienen un destino específico”, que “ayudan pero tampoco resuelven un problema de fondo estructural que tiene la municipalidad”.

Por otra parte contó que uno de los principales temas con los que encaró el año su bloque el pedido de audiencia pública “para regular la nocturnidad de la Villa de merlo”.

Explicó que hay “bastante conflicto en relación a boliches y pubs, que están emplazados en la zona centro y que por ordenanza debieran estar retirados a mil metros de la plaza”.

Muchos de los locales fueron habilitados como bares pero funcionan como locales bailables, lo que acarrea quejas entre los vecinos. “No queremos que nuestros jóvenes merlinos tengan que ir a bailar a otro lado, como a Santa Rosa y Villa Dolores, y estén expuestos a accidentes que podrían ocurrir cuando regresan”, agregó.

“Estamos entusiasmados y el bloque opositor acompañó la iniciativa”, expresó.

Además dijo que trabajarán volver a impulsar proyectos; entre ellos que fijen nuevas zonas y sus usos: “Merlo crece cada día y tenemos que anticiparnos a eso. Estamos trabajando para definir nuevas zonas comerciales y residenciales. Como también avanzando en la terminación de la ordenanza PH (propiedad horizontal)”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR