X

El joven neuquino que devolvió $150 mil: “la educación y los valores están por encima de todo”

Guillermo Torre, un joven de Neuquén, buscó al dueño del dinero que encontró en una agenda y se lo entregó. A pesar de su difícil situación económica, no tocó un solo centavo.

web
Torre aseguró que su madre "está orgullosa" de su actitud.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/03/2018 22:47
PUBLICIDAD

Guillermo Torre (26), un neuquino que trabaja como ayudante de cocina en una parrilla, encontró hace dos semanas una agenda que contenía $20 mil en efectivo, 600 dólares, 2 cheques de $ 60 mil y una chequera. Lejos de aprovechar la situación, aplicó las enseñanzas inculcadas por su familia.

“Es la educación y los valores que me dieron, que son muy lindos. Me siento muy bien por haber devuelto la plata”, expresó en diálogo con el programa Viva La Mañana que conduce Gustavo Castro por  FM La Bomba 91.5.

Torre explicó que no devolvió la agenda para recibir una recompensa, sino que lo hizo por los valores inculcados.

Durante la entrevista contó que su mamá “está orgullosa” y que su actuar “es lo mejor” que pudo haber hecho: “Si hacés el bien todo viene, desde ese día se me dan oportunidades muy buenas”.

Según recordó, el lunes 5 se fue a trabajar caminando porque “no tenía dinero para el colectivo”. En un momento lo encontró un amigo y lo acercó en su auto. Cuando estacionó, Torre se quedó contemplando una motocicleta “de las caras” que al arrancar, perdió una agenda.

“Intenté llamarlo (al conductor), lo silbé, corrí unas 5 cuadras y lo perdí de vista. Quería devolverle eso que no era mío”, sostuvo.

Luego de unos minutos se sentó en una plaza cercana al trabajo para buscar alguna referencia en la libreta, y allí tomó dimensión de la cantidad de dinero que había, así mismo “en ningún momento” se le cruzó quedarse con el monto.

Incluso un compañero que cumplió años ese día le pidió efectivo con la promesa de que lo devolvería al cobrar, sin embargo Torre se negó: “No es mi plata, no pensé en quedarme ni con $100”.

Ese día le pidió permiso a su jefe para buscar al dueño, pero no tuvo éxito. Dejó la información en una radio pero no tenía novedades; con lo cual optó por hacerlo público en las redes sociales.

Resultó que el damnificado era un empresario “muy conocido” de Neuquén, el cual estaba “muy contento” con la noticia. Coordinó un horario para buscar sus pertenencias y envió a su socio, quien había extraviado la agenda.

“Cuando llegó reconocí la moto enseguida. Me dijo que le salvé la vida, pero fue frío, no me gustó mucho como me trató”, aseguró. Además informó que recibió $2 mil de recompensa.

La actitud del joven se viralizó en las redes y los medios nacionales se hicieron eco de la noticia. Desde ese momento, la Fundación de Altos Estudios para la Nueva Argentina lo becó para culminar sus estudios secundarios y el presidente Mauricio Macri le prometió un encuentro cuando visite su provincia.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR