X

Tras renunciar, la jueza de Familia que rindió mal vuelve al cargo de secretaria

Esa fue la salida que encontró el Superior Tribunal de Justicia antes de que el bochorno de Mariana Marhaba Mezzabotta se convirtiera en un escándalo mayor. El Colegio de Abogados salió ayer a formular fuertes cuestionamientos por la designación de jueces interinos y reclamó la remoción de quienes no se ajustan  a los requisitos.

El 27 de octubre la presidenta del Superior Tribunal, Lilia Novillo le tomó juramento a Mariana Marhaba Mezzabotta.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 20/03/2018 10:34
PUBLICIDAD

La conducción judicial decidió aceptar la renuncia de la jueza de Familia provisoria que rindió mal un concurso.

Cerca de la medianoche la oficina de prensa judicial comunicó que hoy asumirá en su reemplazo Marcela Torres Cappiello, que venía desempeñándose como Defensora de Niñez y Adolescencia.

Según la acordada N° 147, Lilia Novillo, Raquel Corvalán y Carlos Cobo tuvieron en cuenta que el nombramiento debe recaer “en alguien que oportunamente se haya sometido a la Comisión de Evaluación Técnica, aprobado el examen y calificado como recomendable para el cargo por el Consejo de la Magistratura”.

Mariana Marhaba Mezzabotta desaprobó la evaluación para convertirse en juez titular. Tampoco superaron la instancia otros abogados que aspiraban a cubrir el cargo.

“El examen escrito presenta desorden en la estructura. La fundamentación es errónea e inatingente. No se advierte el hilo conductor en la argumentación. Falta de claridad expositiva. Además, no resuelve ciertas cuestiones esenciales conforme a la normativa vigente”, dictaminó en forma lapidaria la Comisión de Evaluación Técnica.

Además argumentó que “en el examen oral denota un desconocimiento marcado del derecho vigente, una inadecuada aplicación confundiendo las instituciones jurídicas. Desconoce los principios procesales no advirtiendo su finalidad. Al ser consultado sobre la incapacidad de derecho responde erróneamente demostrando falta de conocimiento del tema”.

El Colegio de Abogados difundió ayer una carta a través de la cual le reclamó al Superior Tribunal que “arbitre medidas con carácter de urgente ante la relevancia social” que adquirieron los dictámenes.

La entidad aprovechó para recriminarle a la Corte que había solicitado “no se designen jueces con carácter de interinos en virtud de que la norma vigente, tanto constitucional como legal, lo prohíbe”.

Así le reprochó además al Superior Tribunal que “desatendió cuestiones de suma trascendencia” quedando a raíz del nombramiento de una jueza que “no aprobó un concurso por el fuero particular”, expuestos a “una escandalosa situación”.

El Colegio de Abogados insistió que deben designarse “jueces provisorios (no interinos)” con los concursos “aprobados y con el dictamen recomendable, conforme la ley vigente”.

Al mismo tiempo advirtió que el Superior Tribunal hizo nombramientos que se podrían considerar de “facto” y reclamó el desplazamiento de los magistrados puestos en funciones sin respetar los “requisitos normados”.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR