X

Inés Weinberg de Roca, la candidata de Mauricio Macri para reemplazar a Gils Carbó en la Procuración

Es presidente del Tribunal Superior de justicia porteño. Cercana al Presidente, tiene una larga trayectoria internacional que incluye un paso por Naciones Unidas.

Weinberg de Roca es presidente del Tribunal Superior de Justicia porteño.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/03/2018 20:23
PUBLICIDAD

Mauricio Macri anunció hoy que propondrá a la jueza Inés Weinberg de Rocacomo candidata a reemplazar a Alejandra Gils Carbó en la Procuración General de la Nación.

Cercana al jefe de Estado, Weinberg de Roca es presidente del Tribunal Superior de Justicia porteño, cargo que alcanzó en 2013 cuando fue postulada por el propio Macri, pliego que recibió 40 votos a favor, 0 en contra y 16 abstenciones.

La Jueza está a un paso de su desafío personal más importante.

Se recibió de abogada en la UBA con tan sólo 21 años y dos años después obtuvo un doctorado en Derecho en la Universidad Nacional de La Plata. Su carrera judicial comenzó en 1993, cuando pasó a la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario. Una versión indica que la magistrada alcanzó ese puesto luego de cruzarse en un evento con el entonces presidente Carlos Menem y decirle que quería ser jueza, según publicó Todo Noticias.

En los últimos años, adquirió experiencia internacional que es muy valorada por el Gobierno.

Por seis años fue jueza del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas e integró el Tribunal Penal Internacional de Ruanda, que juzga el genocidio de la mayoría étnica hutu contra el pueblo tutsi.

Macri ya tiene a su candidata para reemplazar a Gils Carbó.

Este último capítulo de su vida profesional tuvo una duración de cinco años y medio: tres y medio en Africa y el resto del tiempo en La Haya, como integrante de la Cámara de Apelaciones que intervino en los casos de exterminio en la ex Yugoslavia.

Está casado, tiene un hijo y habla cuatro idiomas: castellano, inglés, alemán y francés. Ahora se enfrentará, posiblemente, al desafío más importante de su carrera: ser la jefa de los fiscales. Aunque para ello deberá obtener el visto bueno del Senado.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR