X

Fin de la novela: Maradona no estará en el casamiento de Dalma

El Diez dirigió la práctica de este viernes del Fujairah y este sábado estará dirigiendo un partido clave. Su equipo hoy está afuera de la zona de ascenso y el Jeque no le dio permiso. Dalma dijo que “nada va a empañar su día”.

Desde Buenos Aires se hicieron todos los pedidos formales al Jeque para que le permita viajar y la respuesta definitiva llegó hoy por la mañana después del triunfo del Kalba que dejó al Fujairah fuera de la zona de ascenso.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/03/2018 19:00
PUBLICIDAD

Lo que se preveía terminó pasando. El sábado será la gran fiesta de la boda de Dalma Maradona y su padre, Diego Armando, no estará presente. El Diez terminó el entrenamiento de este viernes en Fujairah y ya se metió de lleno en lo que será el partido de mañana ante el Al Arabi.
Es cierto que la ubicación en la tabla del Arabi no es la mejor, pero hay un ingrediente que hace que el encuentro de mañana sea trascendente. Es que hoy ganó el Kalba, que venía tercero, y superó en la tabla al equipo de Diego por lo que por primera vez en el año el Fujairah está fuera de la zona de ascenso y mañana debe ganar sí o sí ya que solo quedará nueve puntos en juego.

Fueron muchas las especulaciones que se hicieron en torno a su presencia en la ceremonia, que llegaba el sábado en vuelo privado, que venía por otra aerolínea. Lo cierto es que mañana el Diez estará en Arabi para dirigir junto a Islas el partido.

Dalma había dicho que su padre estaría en Buenos Aires este viernes, pero más allá de sus deseos en el vuelo de Fly Emirates que aterrice en Ezeiza no bajará Maradona.

Desde Buenos Aires se hicieron todos los pedidos formales al Jeque para que le permita viajar y la respuesta definitiva llegó hoy por la mañana después del triunfo del Kalba que dejó al Fujairah fuera de la zona de ascenso.

El Jeque apostó por Diego y el proyecto, invirtió millones de dólares en remodelar el estadio, en darle todas las condiciones para lograr el objetivo y un faltazo suyo en este partido decisivo hubiese tenido consecuencias contractuales para el Diez. “Las muertes, los nacimientos, no pueden preverse. Pero una boda sí”, fue una de las frases que le dijeron al abogado de Diego cuando habló con el consejo directivo del Fujairah pidiendo permiso. “Hubieran armado la boda fuera del campeonato”, aseguraron. Es que en Dubai hay cinco meses en los que por las altas temperaturas no hay actividad por lo que el Jeque entendió que bien podría haberse fijado otra fecha. Diego intentó cambiarla, pero no tuvo respuesta.

Más allá de la bronca de Dalma, de tratar de buscar un enemigo, de inventar excusas para maquillar la realidad, lo concreto es que su padre decidió, tal vez por primera vez, por su persona. Diego revivió con esta chance de ser entrenador, de un equipo menor, es cierto, pero él siente que un ascenso con Fujairah no solo le abre las puertas a nuevos contratos con equipos más importantes, sino que es una manera de demostrarles a todos que no estaba muerto, que podía estar al frente de un plantel y que aún tiene mucho para dar.

Por eso eligió el trabajo, llegó a pedirle a su hija que cambie la fecha, no tuvo respuestas, y terminó quedándose en Dubai. La novela terminó, Diego no estará presente y habrá que ver quien es el que ingresa con Dalma.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR