X

Una misión comercial de 21 empresarios estadounidenses busca invertir en La Rioja y San Juan

Visitaron más de 60 fábricas y proyectos.

Representantes de 21 empresas estadounidenses estuvieron durante una semana en La Rioja y San Juan, en lo que fue la misión comercial más importante de los últimos 15 años en esas provincias.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/03/2018 12:03
PUBLICIDAD

Los representantes de 21 empresas estadounidenses estuvieron durante una semana en La Rioja y San Juan, en lo que fue la misión comercial más importante de los últimos 15 años en esas provincias. Fue organizada por la Advanced Leadership Foundation y encabezada por la congresista Loretta Sánchez. Entre las dos provincias, hubo más de 200 reuniones one to oney se organizaron más de 60 visitas a fábricas y proyectos.

El periodista Juan Parrilla de Infobae conversó con los protagonistas para saber qué busca un inversor en Argentina. A continuación la nota:

El hindú Gurinder Singh “Khalsa”, fundador y presidente de SikhsPAC, llegó al país con una amplia gama de intereses para invertir, que van desde agricultura y energías renovables, al desarrollo de infraestructura y tecnologías de la información. “Amé Chilecito y su gente”, confesó, sobre la segunda ciudad más grande de La Rioja, donde busca impulsar la energía solar, entre otras cosas.

— ¿Qué preocupaciones tiene?

— Las regulaciones son un tema importante, pero aún no las analicé. También necesitamos un sistema bancario sólido. Los impuestos son una preocupación, pero no es la principal. Sé que hay muchos impuestos en Argentina. Otra preocupación es la inflación, que me han dicho que es de entre 20 y 25 por ciento. Y la corrupción, que es una de las cosas más importantes a analizar. Después, tienen que abrir rutas hacia los puertos del Pacífico, porque para nosotros sería mejor, por ejemplo, para exportar olivos y nueces hacia Asia. Sé que están trabajando en eso y sería muy importante para seducir inversores.

Gurinder Singh “Khalsa” y su esposa junto al gobernador riojano Sergio Casas.

Algo que repiten todos los inversores es el pedido de ventajas. El hindú lo explicó sin pelos en la lengua. “Los inversores son los que ponen las reglas. Entonces los gobiernos deben adaptarse, y al final del día habrá una negociación”, sentenció.

En su caso, advirtió que necesitaría tierras. “Me las tendrían que dar gratis o subsidiadas a 100 años o más hasta que pueda recuperar las inversiones y ser rentable”, aclaró.

En esa senda se mueve el mexicano César Nova, vicepresidente de Nuvimedix, una empresa de telemedicina con sede en Texas. “Todos los inversores buscan en líneas generales lo mismo. En mi caso, lo que más me sedujo de San Juan son los créditos a tasa subsidiada que nos ofrecieron”, precisó. El Banco de San Juan lleva prestado en dos años unos 1.200 millones de pesos a una tasa del 9,9% anual. También la agencia de inversiones local ofrece esas facilidades. El incentivo fue recibido con buenos ojos.

Olives SA, una de las empresas interesadas en recibir inversores.

Jamie E. Wright representa al estudio de abogados Albright, Yee & Schmit, con una amplia cartera de clientes, que incluye constructoras, empresas tecnológicas, hoteles y entidades públicas.

— Algunos inversores mencionaron que hay temas, como seguridad jurídica o restricciones económicas, que en los Estados Unidos se analizan menos a la hora de invertir. También hay barreras culturales. ¿Cómo se encara una inversión en un lugar tan distinto?

— ¿El cambio de gobierno es un factor importante a la hora de decidir invertir en el país? ¿Les da más seguridad?

— Invertir es una cuestión de tiempo. Siempre hay que mirar a la distancia como sería el negocio en 5 ó 10 años. Sabemos que hay mucha volatilidad, pero los cambios de reglas no son tan drásticos. Y sabemos que la situación cambió luego de las elecciones. Por ahora estuvimos leyendo sobre la situación actual, ahora viene una segunda etapa de analizar qué pasó en las últimas década. Sí sabemos que este gobierno busca desregular la economía para enderezarla y que sabe lo que necesitan los inversores, pero también vemos que hay medios que dicen una cosa y otros que dicen exactamente lo contrario. Es como todo, uno lee muchas fuentes y saca sus propias conclusiones.

— Luego de este pantallazo inicial de las oportunidades que hay en La Rioja y San Juan, ¿cómo sigue el camino hacia una potencial inversión?

— Primero que nada, necesitaré documentos financieros antes de armar cualquier plan de negocios, conocer los planes del cliente de cómo funcionaría el producto de acá a cinco años, los incentivos que motivan ese negocio y qué otras garantías me pueden dar. Además, hay que analizar más la situación del país y de los distintos mercados en particular, qué pasó en los últimos cinco años. Me gusta moverme rápido, pero los clientes necesitan mucha información y nadie quiere equivocarse.

Otro de los protagonistas de la misión fue el consejero comercial de la embajada estadounidense en Buenos Aires, Rick A. De Lambert.

— ¿Qué preocupaciones le manifiestan los empresarios?

— Las empresas americanas buscan las mismas cosas que todas las empresas: estabilidad, oportunidad, reglas que no cambian, transparencia y un campo donde podamos hacer las cosas que las empresas hacen, sin problemas de institucionalidad o de corrupción.

— El único temor es no poder vernos todos los días con los empresarios locales. Y naturalmente, hay diferencias de otro tipo: acá son muy cálidos, de estar cerca de la gente, pero el empresario en los Estados Unidos, en general, no está acostumbrado a estas cosas. Lo demás es parte del riesgo natural de invertir.

Empresarios y Gurinder.

— ¿El cambio de gobierno es un factor importante a la hora de decidir invertir en el país? ¿Les da más seguridad?

— Invertir es una cuestión de tiempo. Siempre hay que mirar a la distancia como sería el negocio en 5 ó 10 años. Sabemos que hay mucha volatilidad, pero los cambios de reglas no son tan drásticos. Y sabemos que la situación cambió luego de las elecciones. Por ahora estuvimos leyendo sobre la situación actual, ahora viene una segunda etapa de analizar qué pasó en las últimas década. Sí sabemos que este gobierno busca desregular la economía para enderezarla y que sabe lo que necesitan los inversores, pero también vemos que hay medios que dicen una cosa y otros que dicen exactamente lo contrario. Es como todo, uno lee muchas fuentes y saca sus propias conclusiones.

— Luego de este pantallazo inicial de las oportunidades que hay en La Rioja y San Juan, ¿cómo sigue el camino hacia una potencial inversión?

— Primero que nada, necesitaré documentos financieros antes de armar cualquier plan de negocios, conocer los planes del cliente de cómo funcionaría el producto de acá a cinco años, los incentivos que motivan ese negocio y qué otras garantías me pueden dar. Además, hay que analizar más la situación del país y de los distintos mercados en particular, qué pasó en los últimos cinco años. Me gusta moverme rápido, pero los clientes necesitan mucha información y nadie quiere equivocarse.

Otro de los protagonistas de la misión fue el consejero comercial de la embajada estadounidense en Buenos Aires, Rick A. De Lambert.

— ¿Qué preocupaciones le manifiestan los empresarios?

— Las empresas americanas buscan las mismas cosas que todas las empresas: estabilidad, oportunidad, reglas que no cambian, transparencia y un campo donde podamos hacer las cosas que las empresas hacen, sin problemas de institucionalidad o de corrupción.

Sergio Uñac, junto al consejero comercial de la embajada estadounidense Rick De Lambert.

Los temas y algunas frases se repitieron entre los inversores. También estuvo como preocupación los problemas de conectividad, que se sintieron en las dos provincias.

Más allá de esas cuestiones, quizás el mejor cuadro lo pintó la congresista Loretta Sánchez, que lideró la comitiva. Dijo a Infobae que la mayoría de los inversores ni siquiera conocían que existían La Rioja y San Juan, que apenas saben de la situación del país, pero que lo que importa, en definitiva, es que están dadas las condiciones para que esta misión sea el principio de un intercambio más próspero.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR