X

“El novio la denigraba y le pegaba cuando estaba alcoholizado”, relató el hermano de la estudiante jujeña

El joven aseguró que existen pruebas suficientes para descartar de que se haya tratado de un suicidio.

ANALÍA JARAMILLO
Los compañeros de Ana marcharon en Tucumán exigiendo justicia como también ocurrió en Jujuy.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/04/2018 13:45
PUBLICIDAD

“Mi hermana sufría violencia”, era lo que decía Marcos Ríos, el hermano de la estudiante jujeña que murió tras caer desde el cuarto piso de un edificio de San Juan al 800, minutos antes de que se produjera la detención del novio de la joven, quien está acusado de haberla empujado al vacío.

Marcos participó en la marcha que se realizó ayer a la tarde en Jujuy, donde cientos de personas se reunieron en la plaza Belgrano para pedir justicia por Ana Ríos. Las acusaciones apuntan contra Facundo Guerrero, la pareja de la joven y dueño del departamento desde donde cayó la fallecida.

“El novio mintió desde un primer momento”, sostuvo el abogado de la familia de la joven que cayó de un edificio.

El hermano de Ana también descartó un posible suicidio y dijo que “existen las suficientes pruebas para que se compruebe que hubo una relación en la que ella sufría mucha violencia” y que Guerrero “la denigraba y le pegaba de manera sistemática encontrándose bajo el efecto del alcohol”.

Según relató el joven de 27 años, Ana le había contado a su madre hace poco tiempo que había preparado algunos souvenirs para vender y que comenzaría a elaborar comida, con el fin de tener otro ingreso extra. “Tenía muchas iniciativas, sumado a que se estaba por recibir en la carrera de Veterinaria”, enfatizó.

“Tenemos dudas sobre lo que pasó (teniendo en cuenta las declaraciones de la pareja de Ríos). No concuerda con lo que era mi hermana: una persona muy activa, que siempre estaba en contacto con mi mamá y tenía muchos proyectos a corto y largo plazo”, expresó Marcos.

Ana falleció el domingo por la tarde tras un tercer paro cardio respiratorio, luego de que en la madrugada del último viernes 30 de marzo sufriera lesiones y fracturas al caer del cuarto piso del edificio en el que se encontraba con su novio.

En un primer momento, la pareja de Ríos indicó que se había tratado de un suicidio. Sin embargo, los testimonios aportados por del padre de la joven cambiaron el rumbo de la causa: la estudiante universitaria jujeña no se habría quitado la vida. Guerrero quedó detenido ayer a la tarde por estar sospechado de haberla arrojado al vacío durante una discusión.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR