X

“Soy inocente y un pobre desgraciado”, declaró el abogado acusado de abusar de su hija

El letrado acusado de abusar de su hija dio su testimonio ante el tribunal. Aseguró que la joven “fue abusada psicológicamente por su madre” y que su culpa radicó en “no rescatar” a sus hijos del “contexto terrible” que vivían con su madre.

La declaración más importante del jueves fue la del acusado, quien se claró inocente.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/04/2018 10:24
PUBLICIDAD

Este jueves siguió su curso el juicio que trata de determinar si un abogado abusó de su hija cuando la chica tenía 14 años. De acuerdo a la denuncia, los vejámenes los habría cometido entre 2012 y 2013.

Su intervención estuvo enmarcada en diversos ejes, aunque el planteo central fue una acusación hacia su expareja, a quien responsabilizó de haber “abusado psicológicamente” de su hija, lo cual consideró como una especie de confusión que la llevó a “incriminarlo en el vejamen”.

Aseguró que es “inocente” del delito de “abuso sexual gravemente ultrajante calificado por el vínculo” (por el que está detenido) y resaltó que su culpa radica en no haber rescatado a sus progenitores del “contexto terrible” que vivían con su madre.

En esa línea reveló cierto “desequilibrio emocional” en su exmujer. Confesó que lo internó en una clínica psiquiátrica de Mendoza con una derivación “trucha” y sostuvo que le robó $2 millones con la complicidad de sus padres.

Por otra parte describió la “imposibilidad” de haber cometido el abuso, ya que en el lapso en el que fue denunciado, se encontraba en Buenos Aires con su mujer acompañando a su pequeño que “estaba grave por una cardiopatía severa”.

También manifestó su disgusto con algunos aspectos técnicos del tratamiento del caso, en particular con las pruebas que se anexaron, y apuntó contra la jueza Virginia Palacios a quien responsabilizó de “no ser imparcial”. También formuló  acusaciones contra uno de los abogados de la chica, Salvador Scarso.

El tribunal a cargo del debate está conformado por Silvia Inés Aizpeolea, José Luis Flores y Jorge Sabaini Zapata.

Además estuvieron en la audiencia la fiscal, Carolina Monte Riso; Scarzo y Esteban Sala por la parte damnificada; y Santiago Calderón Salomón, Federico Putelly y Gabriela Rubbiani en representación del acusado.

A continuación los principales tramos de la declaración del imputado:

“No he sido el que ha abusado de mi hija, hubo un abuso (psicológico) pero no de mi parte”.

“En mi familia se ha vivido una situación conflictiva desde siempre. Desde que me junté con mi expareja, mis hijos fueron muy maltratados, incluso los vecinos del departamento en el que vivía (Illia y Lafinur) escuchaban los gritos”.

“Mi hija no quería comer, y la madre le hacía comer vómito. Una situación terrible, a mi hijo lo hacía dormir afuera, eso lo saben los vecinos”.

“Es una mujer (madre de la damnificada) que me perseguía por la calle, me hizo internar en una clínica psiquiátrica de Mendoza con una derivación trucha”.

“Los abusos están en el expediente de Familia, le quitaron la tenencia de sus hijos”.

“Cuando se habla de que yo abusaba de mi hija, la madre estaba en Buenos Aires y yo la acompañé. No pueden precisar día o mes. Yo estuve en San Luis dos veces. Pregunten o pidan un oficio en la Clínica Materna Suiza, puedo dar fe”.

“¿Ustedes saben cuánto me robó? Acá hay alguien que miente. 2 millones de pesos me robó y está probado en el expediente, hay un contrato de depósito donde está su firma”.

“Cuando me hacen la denuncia estaba destruido, había perdido un hijo, tenía una mujer desquiciada, que trataba a mi hijo de una manera infame”.

“Me pedía que arreglara el tema económico, que no se iba a quedar con las manos vacías”.

“Me obligaron a internarme en Mendoza. Llamaron a una ambulancia y me derivaron con una orden trucha, me pusieron varias inyecciones, quedé muy mal. Además mi exmujer se hacía la que hablaba por teléfono con Palacios”.

“Scarso me fue a visitar cuando me dictaron la preventiva y me dijo ‘vamos a arreglar el tema económico’”.

“Que me pongan un detector de mentiras, me someto a ser el primer caso en la historia de San Luis para ver si estoy diciendo la verdad”.

“Ustedes harán lo que tengan que hacer, pero esto es una fantochada”.

“¿Qué pasa con las 5 bombachas que tienen de prueba? La testigo de la escuela Stoikheia, que estuvo en la reunión, escuchó decir que Palacios mencionó que había que juntar pruebas. Soy abogado, tengo 15 años de profesión ¿Cómo juntar pruebas?”.

“¿Cómo es eso de las prendas? Ayer había una bombacha de color rojo con el semen mío ¿Dónde está el semen? ¿De qué estamos hablando? La pericia de la doctora Gómez es lamentable, tiene que ir presa”.

“Llevo 4 años preso, para hablar por teléfono tenía que lavar tappers. No soy una víctima, soy un desgraciado, seré poco expresivo, pero trato de manifestar esto como puedo, es muy doloroso, quiero trabajar y ayudarlos a encontrar la verdad”.

“¿Dónde está la violencia por la que se me acusa de abuso gravemente ultrajante agravado por el vínculo? La ley es clara, para eso tiene que ser menor de 13 años o tiene que haber existido algún tipo de intimidación. Así mi hija tuviera la fantasía de lo que dice, ¿dónde está la violencia?”.

“Mi hija y mi hijo han sido víctimas de abuso por su madre desde toda la vida”.

“Lo de ultrajante es indefendible, por eso ponen lo de las bombachas, era para justificar”.

“Tengo mi responsabilidad de todo esto, hice mal, pero de ahí en más que se me de semejante calificación cuando no hay pruebas que sostener, es otra cosa. Se han empeñado en mediatizarlo, me ponen ‘violín’ en las paredes”.

“Yo no soy ningún preso vip. Soy un pobre desgraciado, en cierta forma me merezco esto pero no por lo que han denunciado”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR