X

Un chico mató a otro con un bate de béisbol: deciden si lo declaran culpable

La víctima era de origen boliviano y los supuestos asesinos lo molestaron por su nacionalidad en oportunidades anteriores.

Filo News
El hecho ocurrió en Pedro de Mendoza y Garibaldi, Pilar.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/04/2018 10:02
PUBLICIDAD

Un jurado popular decidirá si declara “culpable” a un joven que comenzó a ser juzgado este martes acusado de haber asesinado con un bate de béisbol y a botellazos a otro muchacho. El hecho ocurrió luego de los festejos del Año Nuevo de 2017, en el partido bonaerense de Pilar, informó Filo News.

Nicolás Quiroga (19) es sometido a un juicio por jurados en los Tribunales de San Isidro por el crimen de Martín Pablo Anze (22), hijo de una familia boliviana que siempre sostuvo que al muchacho lo mataron por su origen.

Dilma, la hermana de la víctima, aseguró: “Tincho salió esa madrugada a festejar la llegada del Año Nuevo a la casa de un amigo y se cruzó con sus asesinos, que comenzaron a insultarlo y luego a pegarle hasta dejarlo casi muerto”.

Su hermano era argentino, hijo de bolivianos, y “siempre lo calificaron de ‘bolita de M’ y por eso lo fueron a buscar esa madrugada”.

Durante la audiencia del jueves, a cargo de la jueza Marcela López, del Tribunal Oral Criminal 5 de San Isidro, la fiscal María Inés Domínguez pidió a los ciudadanos que declaren a Quiroga “culpable” del delito de “homicidio simple agravado por la participación de un menor de edad”.

Domínguez dio por acreditado que Anze fue asesinado la madrugada del 1 de enero de 2017 en la esquina de Pedro de Mendoza y Garibaldi, a metros de la casa donde residía en Pilar.

Anze había ido a una fiesta de Año Nuevo y, al salir, se encontró con otros dos jóvenes que a veces le hacían bromas por su nacionalidad.

El joven fue atacado a patadas y piñas, pero especialmente con un bate de béisbol y botellas. Luego de ser atacado, debió ser trasladado al Hospital Sanguinetti de Pilar, donde murió poco después.

Los peritos de la Policía Científica secuestraron de la escena del crimen el bate partido en dos y con manchas de sangre. Cerca del lugar, detuvieron a dos sospechosos.

La fiscal repasó las declaraciones de los testigos y otras pruebas para dar asegurar que Quiroga fue quien atacó a la víctima, aunque a su entender no se pudo establecer que haya sido porque era hijo de una familia boliviana, ya que nadie habló de un “odio por un tema racial” sino que se trataba de un joven “violento”.

La defensa del imputado pidió al jurado que lo declare “no culpable” luego de cuestionar a la mayoría de los testigos e indicar que quien mató a Anze fue un adolescente que también está involucrado en el hecho pero que por ser menor será juzgado en otro debate.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR