X

Mientras la presión tributaria a nivel nacional baja, en la provincia sube

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) reveló que la carga impositiva evidenció reducciones en los dos últimos años y tiene en cuenta la firma del Pacto Fiscal. Sin embargo San Luis, que no adhirió a la medida, la incrementó.

El Iaraf  publicó el informe que examina el desarrollo de la carga de los impuestos en el país.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/04/2018 01:10
PUBLICIDAD

El Iaraf  publicó el informe que examina el desarrollo de la carga de los impuestos en el país. Durante los dos últimos años, la misma bajó 1,4 puntos a nivel nacional representando así “la caída más significativa de los últimos 20 años”.

La transformación de los porcentajes se explica en las políticas implementadas desde el cambio de gobierno, en particular a la medida del Pacto Fiscal que según el instituto “apunta a bajar la presión y revertir la estructura tributaria provincial, focalizando los esfuerzos a una mayor participación de los impuestos patrimoniales en detrimento sobre los ingresos brutos”.

En San Luis, provincia donde la importancia de los ingresos brutos supera el 70%, la presión tributaria sube. Si bien el período 2018 no cuenta con estudios específicos hasta el momento, Iaraf interpreta que comenzaría una merma de la carga impositiva en aquellas jurisdicciones que firmaron el Pacto Fiscal.

Presión tributaria provincial

Para el Iaraf, durante los últimos 15 años este aspecto transitó un camino ascendente, pasando del 3,8% en 2003 al 5,6% en 2017. Entre 2015 y 2017, aumentó 0,2% puntos porcentuales del producto.

Desde el punto de vista de la estructura, los tributos provinciales están ligados a la actividad económica y en ese sentido durante la recesión de 2016 la presión tributaria efectiva provincial cayó en relación a 2015, y volvió a crecer con la reactivación económica de 2017.

En las descripciones especificadas por componentes, el informe detalla que el tributo que más aportó a la presión fue el de sellos, evidenciando un 47% de la variación de todo el período y avanzó 0,12 puntos.

Los que crecieron 0,05 y 0,04 puntos fueron los automotores y los inmobiliarios respectivamente. Estos representaron el 37,3% de la variación 2015-2017.

Por su parte, ingresos brutos avanzó en 0,03 puntos durante 2017, en relación a 2015, reflejando así el 11,8% de la expansión de la presión.

“La baja de la presión tributaria efectiva provincial en 2016 con respecto a 2015 se explicó por la merma de ingresos brutos (-0,12) mientras que el crecimiento interanual en 2017 fue que a causa de sellos, automotores e inmobiliarios acompañaron el aumento de ingresos brutos”, especificó el Iaraf.

En 2017, el crecimiento de la recaudación agregada fue igual al 35,7% con respecto al 2016. Al considerar la variación del IPC nacional se registró un avance en torno al 9,7%.

Sellos, Automotor e Inmobiliario crecieron en términos nominales “por encima del 40%” (27,9%, 16,4%, y 16,1% respectivamente). Ingresos Brutos observó un incremento nominal del 31,7%  y real del 6,4%.

“El avance real de los componentes de la recaudación provincial explica el aumento de la presión tributaria efectiva provincial”, aseguró el documento.

Para el instituto, el entramado tributario en la economía argentina “corresponde al punto de partida de la aplicación del consenso fiscal firmado por todas las jurisdicciones a excepción de San Luis”.

“Es de esperar que a partir de 2018 comience a observarse una baja de la presión tributaria efectiva provincial impulsado por una disminución de ingresos brutos”, sostiene el documento.

Presión tributaria nacional

La recaudación tributaria del Gobierno nacional, incluyendo los recursos de seguridad social, creció en 2016 y 2017 un 34,6% y 24,6% respectivamente (en términos nominales).

En este sentido, si se deducen los recursos ingresados por el blanqueo de capitales en ambos años, el crecimiento “habría sido del 27,3% (2016) y 29,8% (2017)”.

Al analizar el período acumulado desde 2015, el Iaraf consignó que la recaudación real “evidenció una caída del 2,5% neta del blanqueo del 4%”. Los tres principales tributos que explican este comportamiento son los derechos de exportación, impuestos a los bienes personales y ganancias, con mermas del 49%,30% y 15,5%.

Por su lado, los ingresos de aportes y contribuciones a la seguridad social se mantuvieron “relativamente estables” con una suba acumulada del 2% y el 1,3%. En el caso del impuesto al cheque, el aumento fue del 3%.

Asimismo los que registraron mayores dilaciones fueron los impuestos internos y los derechos de importación.

“Se aprecia que el IVA incrementó ligeramente su participación en la recaudación nacional pasando de un 27,6% en 2015 a un 29,1% en 2017. En los aportes y contribuciones a la seguridad social aumentaron su relevancia en los recursos fiscales, 26,1% 2015 a  un 27,7% en 2017”, consignó el Iaraf.

“Por el contrario el impuesto a las Ganancias redujo su participación de un 24,8% a un 21,8%. Los derechos de exportación disminuyeron su participación en la estructura de recursos en consonancia con la rebaja de las alícuotas con el cambio de gobierno”, agregó.

El impuesto al Cheque creció su participación en la recaudación de un 6,3% a un 6,8%, mientras que otros tributos indirectos como los impuestos internos lo hicieron de un 2% a un 2,7%.

 

 

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR