X

San Buenaventura: padres defendieron al profesor de música y cuestionaron su detención

A principios de marzo el juez de Instrucción Penal, Alfredo Cuello ordenó la detención del profesor de música acusado de abuso sexual y su posterior traslado al Servicio Penitenciario de la ciudad de San Luis.

Los padres de algunos alumnos cuestionaron el accionar de la Justicia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 17/04/2018 18:39
PUBLICIDAD

El profesor, acusado por el delito de “abuso sexual simple, reiterado, en concurso real con corrupción de menores, agravado por ser una persona encargada de la educación”, negó haber cometido los ilícitos que se dieron a conocer a fines del 2017.

Ayer, a través de un comunicado, padres de alumnos del instituto de Villa Mercedes, manifestaron su descontento por el accionar de la Justicia y de los medios, defendieron al profesor y apuntaron contra los niños que realizaron la denuncia.

A continuación el texto:

¿Sabías que el profesor fue acusado, calumniado, condenado mediáticamente, procesado y encarcelado sin pruebas y en un marco de absoluta parcialidad y presiones? Increíble pero cierto.

¿Sos docente? ¿Pensás ésto a vos no te afecta ni vincula? ¿Pensás que vos estás seguro en tu actividad y estás protegido y amparado para que algo así no te ocurra?

¿Sabías que pese a las declaraciones mediáticas de la abogada denunciante, la investigación de “Delitos Complejos” sobre los artefactos electrónicos del profe de música, no arrojaron elemento alguno que fuera vinculante con la acusación (o sea, no había nada)?

¿Algún medio salió a desmentir la acusación de la declaración “cientos de fotos y videos explícitos de niños en poses y teniendo relaciones sexuales” que la abogada denunciante vendía con el más impune morbo en cuanto medio expusiera el tema?

¿Sabías que la abogada denunciante arrojó todo tipo de calumnias acusatorias en los medios: acceso carnal, sexo oral, red de pedofilia, pornografía infantil, etc., que además de contradictorias, ninguna tuvo un sustento de pruebas, pero si la intención de instalar una condena social del profesor de música, que tampoco ningún medio salió a desmentir, o evitar se interprete el procesamiento fue por esa cantidad de barbaridades, cuando fue “sin pruebas, sólo en base a construcciones indirectas de indicios y dichos” (dijo el Juez Cuello)?

¿Puede un abogado actuar así, y los medios no tener un rol más serio, imparcial, y cuestionador a la hora de informar?

¿Sabías que los medios de comunicación siempre informaron creando opinión desde el lugar de la culpabilidad del profesor, dando por ciertas todas las acusaciones que deliberadamente montaron abogada y algunos padres, no respetando el principio constitucional de inocencia que nos ampara a todos, ni tampoco preservando a los niños que dan origen a la discusión? ¿Será que la inocencia no vende igual que el morbo?

¿Sabías que este Profesor trabaja hace 5 años dando clases, ha tenido entre 300 y 400 alumnos por año, y no sólo ha gozado siempre de un impecable y reconocida labor por parte de alumnos y padres, sino que además no consiguieron encontrar el más mínimo elemento, indicio o pensamiento de sospecha respecto de lo que es acusado, y todo esto sólo se apoya en lo que sucia y contradictoriamente instalan un grupo reducido de padres? ¿Puede alguien ser un feroz abusador sólo de 4 o 5 niños, frente a un curso de 30, en aulas vidriadas donde ingresa constantemente la maestra, coordinadora y directivos supervisando? ¿Pueden tantos niños no haber comentado nada sobre supuestos abusos cometidos a lo largo del año? ¿Puede un profesor no haber dado la más mínima sospecha en el contexto o en otros grados o en años anteriores? ¿Por qué afirmar antes que dudar, si hay más elementos para pensar que es inviable más que posible?

¿Sabías que los 4 casos con los que intentan ensuciar al profesor de música, pertenecen a un mismo grupo de niños que presentan problemas (señales de estar hipersexualizados, indicadores que llamaron la atención desde el nivel inicial, cuestiones del hogar que se terminan volcando y proyectando en el aula) desde mucho antes de llegar a ser alumnos de 1er grado y del profesor acusado?

¿Sabías que los problemas previos, advertencias, actas y mucha información que indica los problemas no se localizan en la clase de música, ni en el período de enseñanza del profesor acusado, se encuentran en la causa pero no interesaron, y sólo se quiso centrar y apuntar todo a la clase de música, por más que no se consiguieron pruebas ni elementos de calidad?

¿Sabías que no hubo coincidencia ni congruencia entre las declaraciones de esos padres y las de sus hijos en Cámara Gesell, y que es notable el nivel de presión y hostigamiento a esos niños, que ni uno sólo dijo nada espontáneamente ni por sí solos, y además reconocen sus padres los tienen cansados con este tema, que los obligaron a decir y afirmar las acusaciones (de los adultos)? ¿Por qué nadie quiso investigar y considerar la clara inducción de los discursos infantiles, que además de inconsistentes, confusos, contradictorios, no tienen tampoco el respaldo declaratorio del resto del grado? Tendencioso y raro, ¿no?

¿Sabías que las mismas psicólogas de Cámara Gesell que en diciembre realizaron informes donde no vinculaban al profesor, motivo por el cual hubiera sido imputado e indagado mucho antes, son las mismas que luego del cambio de fiscal, carátula y muchas presiones, y en el mes de marzo deciden declarar en contra el profesor de música? ¿A qué se debió el cambio? ¿Nadie advierte esto que cambia la dirección de la investigación?

¿Sabías que en las Cámara Gesell, no sólo no se obtuvieron coincidencias ni elementos probatorios, sino que además aparecieron muchos indicios y señales en materia de “integridad sexual” que apuntan a los entornos familiares que no quisieron ser investigados? ¿importa si hay abusos o sólo buscar a toda costa instalarlo en el aula, pese a la ausencia de pruebas?

¿Sabías que la atención del Juez, Fiscal, Defensores de Menores, Psicólogas, no estuvieron centrados en los niños, sino en los padres, motivo por el cual no atendieron nada de lo que demostrara la falacia de las acusaciones y la inocencia del profesor, y tampoco quisieron investigar las problemáticas de esos niños en relación a su entorno familiar y extra-escolar?

¿Sabías que la Justicia ordenó cuidar y preservar la información que se manipulaba en los medios de comunicación y redes sociales, pero justamente luego del encarcelamiento del profesor de música, prueba de la intención exclusiva de encarcelamiento del acusado (para lo cual el rol de condena social y exposición morbosa de las acusaciones, cumplía un rol esencial) más que del cuidado de los niños? Así se forma la opinión pública.

¿Sabías que luego de la cuestionable y grave remoción del fiscal a cargo, el cual fue presionado por el Procurador para que haga avanzar la causa pese a la ausencia de pruebas, desplazado, sancionado y reemplazado por no seguir tales mandatos, se procedió a modificar la carátula arbitrariamente con el fin de elevar el delito para asegurar el plan de encarcelar al profesor de música? Macabro, ¿no?

¿Sabías que el cambio de carátula e incorporación de la “corrupción de menores” se hizo por un solo niño, al cual ni siquiera se le hizo Cámara Gesell, sin la fundamentación necesaria para esa calificación (muy grave), cómo si fuera posible corromper a 1 niño de 30, en 40 minutos por semana, y cómo si eso pudiera afirmarse y probarse sin siquiera una Cámara Gesell previa? Turbio, ¿no?

¿Sabías que el Juez Cuello en conferencia de prensa realizó declaraciones tales como “esperábamos mucho más de los niños en las Cámara Gesell”, como si hubiesen sido decepcionados por la ausencia del material morboso que los adultos estaban interesados en instalar? Si, lo dijo el Juez, increíble ¿no?

¿Sabías que el Juez Cuello en conferencia de prensa reconoció la ausencia de pruebas, y explicó su decisión de procesar y encarcelar a Chaves “bajo muchas presiones” sólo en base a “construcciones indirectas en relación a dichos o indicios”, pero que “con ayuda de los padres y psicólogas esperan que los chicos se animen a decir más cosas” (eso se llama parcialidad, muy grave)? Esta es la Justicia bajo la cual podemos caer todos por cualquiera que decida acusarnos.

¿Sabías que el Juez se negó a ordenar se investigue el ámbito familiar de esos niños, a realizar informes socio-ambientales, a someter a pericias psicológicas y psiquiátricas a padres y miembros de los círculos directos de esos niños, buscando la investigación no se salga de apuntar al profesor como el origen y causa de cualquier problemática o trauma de esos niños, aunque las Cámara Gesell lejos de comprometer al profesor de música, sí arrojaron importantes datos que muestran que las problemáticas no vienen del aula sino de los hogares? ¿Por qué el interés en instalar a cualquier costa una problemática en el aula de música cuando no hay nada que lo avale y de como probable siquiera, y no mirar la causa de posibles abusos en otros entornos cuando sí hay elementos que dan a sospechar?

¿Sabías que hay padres que en los medios de comunicación realizan acusaciones directas contra la orden franciscana y el Colegio, realizando todo tipo de acusaciones graves infundadas, pidiendo al Gobernador haga en ese lugar otra institución? ¿Cuál es el interés de esos padres?

¿Sabías que los dibujos que hicieron circular algunos padres en los medios de comunicación, no pertenecen a la causa judicial, y no pueden ser tomados como prueba ni elemento probatorio, convirtiéndose solamente en un modo de exposición de esos niños? El Juez dijo “hay padres que son capaces de vender a sus hijos por un minuto de fama”, y ese tipo de padres fueron su fuente de inspiración para procesar y encarcela a un profesor sin pruebas ni nada creíble.

¿Sabías que ante el comportamiento poco ético de un grupo de padres, el resto se apartó y hasta pidieron disculpas en el Colegio, y los famosos “20 casos de abusos” se redujeron hasta ahora en 5 supuestos, y que de esos casos, sólo 2 padres sacaron a sus niños de la institución, mientras el resto los mantiene en un Colegio que teóricamente abusa de sus hijos? ¿Vos si realmente creyeras que abusaron de tu hijo/a, lo dejarías en ese lugar? ¿Incoherente o falso, no?

¿Sabías que muchos de los docentes y personal del ISB hoy se encuentran solos, hostigados, algunos hasta perseguidos y amenazados, escondidos como si fueran delincuentes para evitar el disgusto del grupo de padres que parece dominar la Justicia y hasta la dirección del Colegio? Y nadie, nadie, ni gremios, ni actuales directivos, ni sector docente que los contenga, ampare y proteja de esta paranoia colectiva instalada.

¿Sabías que la Orden Franciscana y el Obispo de San Luis sólo fueron condescendientes con esos padres, dando por cierto cuanta acusación se instaló, dejando de lado la contención y atención pastoral no sólo de los acusados, sino del resto de la comunidad educativa del Colegio, en especial docentes, muchos de los cuales están transitando su peor momento? ¿Dónde están los pastores del pueblo? ¿Sabías que el profesor acusado está afiliado a UDA y la mayoría de los docentes del Colegio a SADOP, y ninguno de esos gremios o sindicatos ha ofrecido el más mínimo amparo y protección?

¿Para qué están estas instituciones, cuál es su fin si no es velar por los derechos y el bienestar de los trabajadores de la educación? ¿A qué intereses responden, o a qué temen los gremios que no se juegan por vos si te pasa algo?

¿Sabías que estando en el aula, cualquiera pueda acusarte y aunque sea falso, no haya pruebas ni nada que te incrimine, serás calumniado y condenado en los medios y redes, y la Justicia por presión, mandatos, optará por encarcelarte antes que investigar y revelar las verdaderas causas e intereses que mueven acusaciones de este tipo? Increíble pero real.

¡DOCENTES! ES HORA DE QUE EMPEZAR A REACCIONAR, A DESPERTAR, A DUDAR, A CRITICAR, A LUCHAR, A DEFENDER, PORQUE SE TRATA DE VOS TAMBIÉN! El caso del profesor de música es el claro ejemplo de que las acusaciones sólo se sostienen por lo que dicen un grupo de padres, capaces de destruir todo, y que la Justicia no ha podido respaldar ni validar, pese al procesamiento por presiones favorables a este grupo de padres.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR