X

La Unión Europea aprueba un sistema de autorización de viaje para extranjeros

El sistema se aplicará a los residentes de países exentos de visado, que antes de iniciar su viaje deberán obtener una autorización, a través de una solicitud en línea por la que deberán abonar una tasa de 7 euros.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 26/04/2018 18:46
PUBLICIDAD

La Unión Europea (UE) aprobó este jueves un sistema de permiso previo de viajes que obligará a los extranjeros que no necesiten visados a abonar una tasa de 7 euros para entrar en el espacio Schengen.

Los embajadores de los países de la UE confirmaron un acuerdo entre el Consejo (estados miembros) y el Parlamento Europeo. El nuevo sistema permitirá realizar controles anticipados y, en caso necesario, denegar la autorización de viaje. Se espera que el sistema esté operativo como en 2020.

El llamado “Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes” (ETIAS, por sus siglas en inglés) pretende reforzar los controles de seguridad y de inmigración en la Unión Europea.

“Saber qué personas se dirigen a la UE antes de que lleguen a la frontera nos permitirá estar en mejores condiciones de detener a aquellas que puedan plantear una amenaza”, dijo en un comunicado el ministro de Interior de Bulgaria, Valentín Radev, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre.

Según la UE, la medida contribuirá a mejorar la seguridad, prevenir la inmigración ilegal, proteger la salud pública y reducir los retrasos en las fronteras gracias a la identificación de las personas que puedan representar un riesgo.

El sistema se aplicará a los residentes de países exentos de visado, que antes de iniciar su viaje deberán obtener una autorización, a través de una solicitud en línea por la que deberán abonar una tasa de 7 euros.

Los datos presentados en cada solicitud se contrastarán automáticamente con las bases de datos de la UE y otras bases de Interpol para determinar si existen motivos que obliguen a denegar la autorización de viaje.

La expedición o denegación de una solicitud que haya provocado una respuesta positiva se efectuará a más tardar 96 horas después de su presentación o, si se ha solicitado información adicional, 96 horas después de la recepción de la misma.

Antes del embarque, los transportistas aéreos y marítimos tendrán la obligación de verificar que los extranjeros que necesitan ese permiso estén en posesión de una autorización válida.

El permiso servirá durante tres años o hasta el final de la validez del documento de viaje registrado durante la solicitud, si la fecha fuera anterior.

El Reglamento se remitirá ahora al Parlamento Europeo para su votación en primera lectura y posteriormente al Consejo para su adopción.

El ETIAS será gestionado por la Guardia Europea de Fronteras y Costas en colaboración con las autoridades de los países y de Europol, que tendrán acceso al sistema “bajo estrictas condiciones”, para la prevención, detección o investigación de casos de terrorismo y otros delitos graves.

Desde los atentados de 2015 y 2016 en París y Bruselas, respectivamente, la Comisión Europea se ha propuesto incrementar los controles de las personas que viajan por la UE y reforzar la seguridad de sus fronteras exteriores.

El espacio Schengen o espacio de Schengen es el área que comprende a 26 países europeosque han abolido los controles fronterizos en las fronteras comunes, también conocidas como fronteras internas.

El espacio se creó en 1985 por el Acuerdo de Schengen y empezó a funcionar en 1995 para suprimir las fronteras comunes entre los países integrantes y establecer controles comunes en las exteriores de esos países. En la práctica, el espacio Schengen funciona en términos migratorios como un solo país, con una política común de visados.

No hay que confundir el espacio Schengen con la Unión Europea (UE), ya que hay Estados miembros de la UE que no forman parte del espacio Schengen, mientras hay otros países que están integrados en el espacio Schengen y no pertenecen a la UE.

Veintidós de los veintiocho estados miembros de la Unión Europea (UE) participan en el espacio Schengen. De los seis miembros de la UE que no forman parte del espacio Schengen, cuatro —Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumania— tienen la obligación legal y desean unirse a la zona, mientras que los otros dos —Irlanda y el Reino Unido— mantienen opciones de exclusión.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR