X

Pichetto: “Acá hay 10 millones de personas que trabajan y 17 millones que cobran un cheque del Estado”

Con su frontalidad habitual, el senador habló de peronismo, tarifas y dólar: “El Gobierno no puede esperar que la oposición sea oficialista”.

Cedoc
El jefe del bloque de senadores nacionales del PJ-FpV, Miguel Pichetto.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/05/2018 18:14
PUBLICIDAD

La frontalidad puso muchas veces a Miguel Ángel Pichetto en el ojo del huracán, como cuando habló de endurecer el tema inmigratorio, y este jueves en “Código Político”, el ciclo de Julio Blanck y Eduardo Van Der Kooy en TN, el jefe del bloque del peronismo en el Senado dejó otra frase llamativa, cuando al citar que Finlandia dejó sin sin efecto la Asignación Universal por Hijo porque desalienta la búsqueda de trabajo, se preguntó si en la Argentina “¿es sostenible en el tiempo que haya 10 u 11 millones de AUH?”. Aclaró que no decía que haya que dejar de pagarlas, pero, destacó, “algo habrá que analizar, porque acá hay 10 millones de personas que trabajan y 17 millones que cobran un cheque del Estado”.

Antes haciendo historia sobre el PJ había definido como “grandes gobiernos” la primera gestión de Carlos Menem y al de Néstor Kirchner, y cuando el tema giró al berenjenal legislativo en que está metido el macrismo por el tema tarifas, Pichetto apuntó las culpas al propio seno de Cambiemos, señalando de manera implícita a Elisa Carrió como la que disparó los primeros misiles a la línea de flotación del ajuste encarado por el gobierno en las tarifas. También habló del dólar (dijo que “ve dificultades y no apocalipsis”), lo vinculó con los temas internacionales y las propias fragilidades políticas locales, señalando con honestidad brutal que “hemos acompañado muchas iniciativas del gobierno, hemos ayudado en temas importantes que el gobierno necesitaba, pero el Gobierno no puede esperar que la oposición sea oficialista”.

A continuación dejamos las frases de Pichetto en su paso por el ciclo de Blanck y Van der Kooy:

* Veo con preocupación que los cuestionamientos al Gobierno vienen de adentro mismo de la estructura gobernante, eso es complicado. En el tema de las tarifas el primer cuestionamiento vino de dirigentes importantes del gobierno, que por delicadeza no quiero nombrar”.

* En la gestión tiene que haber homogeneidad, el gobierno no puede tener un ala conservadora, de derecha, que actualiza tarifas a valor dólar y aumenta los salarios el 15%, y tener un ala humanista, progresista de izquierda que le dice que no, que hay que cambiar.

* A fin de año pasado vivimos un acontecimiento importante, se firma el acuerdo fiscal y la reforma previsional, que no va a ser tan gravosa, pero el cuestionamiento fue sobre toda la representación política, se debilitó el gobierno, perdieron 15 puntos de imagen del presidente y el acompañamiento del peronismo también representó pérdida de credibilidad. Luego van a la Cámara de Diputados y aparece el bono, la compensación, este juego no se puede jugar con todas las cartas.

* Los representantes del Gobierno en el Parlamento tienen que respaldarlo, el Gobierno no puede esperar que la oposición sea oficialista. Eso no funciona en ningún sistema democrático del mundo.

* El Presidente paga todos los costos, siempre paga, así es el juego en la Argentina. Los debates hay que darlos hacia adentro y el esquema hacia afuera tiene que ser coherente.

* No tengo una mirada apocalíptica, hay dificultades. Los que vinieron a poner plata en Lebacs están viendo que ya no es gran negocio y se están corriendo al dólar. La pauta de inflación ya no cierra.

* Era necesario ordenar el tema tarifas, nadie desconoce esto, sino sería negar la realidad y seguir en la demagogia y la fantasía. Pero el Gobierno incurrió en una serie de errores y los aumentos de este cuatrimestre deberían haber sido más graduados en todo el año. A la gente le aumenta todo, el impacto es sobre el salario y sobre la clase media que es el público que votó a Macri.

* El sector medio es el que paga todo. Acá hay 10 millones de personas que trabajan y hay 17 que cobran un cheque del Estado. Hay 6 millones de jubilados, cuatro se han jubilado con aportes, otros con moratoria, pero esa es la realidad.

* Finlandia es un país importante, de esos países escandinavos que tienen un nivel de vida importante, pero dejó sin efecto la Asignacion Universal por Hijo (AUH), porque dicen que es una pérdida de incentivos para aquellos que tienen que buscar trabajo. No digo que haya que cortarlo, pero ¿es sostenible en el tiempo que haya 10 u 11 millones de AUH? ¿Es sostenible este modelo previsional? Algo habrá que analizar y la única manera es a través del proceso de crecimiento, hay que crecer y hay que tratar de generar fuentes de trabajo.

* El mundo que Mauricio Macri imaginó en el 2014 y el 2015, que era el mundo de la mirada global, ya no existe. Ahora todos defendien lla industria propia. Macron antes de ver a Macri se sacó una foto con los criadores de cerdos, y Trump dice lo mismo, primero Estados Unidos. El mundo está cambiando, no es que haya que volver al “vivir con lo nuestro”, pero hay que mirar que el mundo está cambiando.

* No es racional aumentar los sueldos el 15 y las tarifas el 40%. El pago en cuotas de las tarifas tampoco cierra. yo caminaría en un sentido gradual, hay porcentajes de aumentos que son desmesurados.

* Por supuesto tengo luces y sombras, pero es fácil mirar la historia con el diario del lunes. El primer gobierno de Menem fue un gran gobierno. Ordenó la economía, tuvo un gran ministro en Cavallo, generó estabilidad, ordenó empresas públicas quebradas. En el segundo gobierno ya hubo temas humanos, impacta mucho en Menem la muerte de su hijo.

* El de Néstor Kirchner también fue un gran gobierno, tomó al país en crisis terminal y con un desprestigio total de la representación política.

* Tengo respeto por Domingo Cavallo, hizo un gran trabajo en los primeros 6 años con Menem. Después hubo ambiciones… Algo de eso pasó entre Kirchner y Lavagna, hubo un esquema de tensión, (Roberto) Lavagna fue un gran ministro, pero Kirchner tenía una percepción de la economía global, era obsesivo, trabajaba todo el tiempo. Su salida le hizo perder fortaleza a la gestión de Kirchner.

* Cristina tuvo dos etapas, en el primer gobierno empiezan a aparecer algunos factores de crisis internacional, los resolvió bien, intentó ordenar, pero luego desandó el camino. Sobre cómo la acompañamos, cuando uno tiene una cuestión de pertenencia a un partido y el partido está en el gobierno, el Bloque oficialista tiene que acompañar.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR