X

Un juez de boxeo denunció por agresión a Yohana Alfonzo y su hermano

El incidente se produjo el sábado pasado luego de una jornada de boxeo que se desarrolló en el Palacio de los Deportes “José María Gatica” de Villa Mercedes. “Tuvo una actitud totalmente antideportiva y de bajeza”, definió la víctima.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/05/2018 18:34
PUBLICIDAD

El juez nacional de boxeo, Alfredo Amaya en diálogo con elchorrillero.com explicó que todo surgió por “la negativa” de Yohana Alfonzo de aceptar un fallo en contra de Esteban Stodulsky, de quien la ex campeona del mundo forma parte del cuerpo técnico.

“Pretendía que a su amigo, porque ni siquiera es pupilo de ella, le diéramos el fallo a favor porque es de Villa Mercedes y no es así”, sostuvo.

Alfonzo, había manifestado que les habían “robado los puntos” y consideró que la actuación de los jueces fue “nefasta”.

Alrededor de la 1:15 de la madrugada, a la salida de la pelea y sin mediar palabra, la boxeadora junto a su hermano Jairo golpearon al hombre. “Me pegaron una trompada en la cara a la altura del ojo, otro en la boca y luego en el oído derecho, eso provocó que terminara en el suelo y continuaron pegándome patadas en la cabeza”, relató Amaya.

Tras la agresión, el juez realizó la denuncia en la Comisaría 9º de Villa Mercedes.

Incluso, antes del incidente, Alfonzo mostró una actitud de amenaza contra el juez por si no fallaba a favor de Stodulsky: “Había salido en una pausa a un patio interno del Palacio, cuando ingresé nuevamente hacia el estadio, me crucé con ellos, y cuando intenté saludarla, me dice ‘más vale que falles a favor de Esteban sino te hago ca…’ pero lo tomé en broma”.

El árbitro consideró la actitud de la como “totalmente antideportiva y de bajeza absoluta”.

En el momento de la agresión, hubo testigos que presenciaron el hecho y que luego acompañaron al juez a realizar la exposición policial.

Según había declarado la ex boxeadora, Amaya se puso “en guardia” y pensó que iba a ser atacada y reaccionó. Al respecto, sostuvo que “no tuve intercambio de palabras con ella, ni me puse en guardia ni nada por el estilo. En mí siempre prevaleció al diálogo”, finalizó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR