X

La celiaquía, la enfermedad intestinal crónica más frecuente en el país

Afecta al intestino delgado y se estima que en la Argentina, uno de cada 100 habitantes la padecen. Las claves para detectar sus síntomas.

En el marco del Día Internacional del Celíaco, los afectados diseñan estrategias y buscan que cada vez se conozca más el tema para poder tener más opciones.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/05/2018 11:15
PUBLICIDAD

En el marco del Día Internacional del Celíaco, una patología autoinmune y genética que se manifiesta en una intolerancia al gluten y daña al intestino delgado, los afectados diseñan estrategias y buscan que cada vez se conozca más el tema para poder tener más opciones.

Se trata de una enfermedad intestinal crónica que afecta al 1% de la población mundial. En los celíacos el afectado es el intestino delgado, el consumo de gluten genera una disfuncionalidad en esa porción tubular del aparato digestivo y daña su capacidad de absorción.

Esta dolencia produce una inflamación de la mucosa del intestino delgado, lo que ocurre porque se presenta una intolerancia inmunológica al gluten, proteína presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC).

2. ¿Qué es el gluten y por qué afecta a los celíacos?

El gluten es un complejo de proteínas que contiene prolaminas tóxicas para los celíacos. Éstas son un conjunto de proteínas vegetales que se encuentran en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno, comúnmente llamados TACC.

El consumo de gluten en aquellos que padecen celiaquía afecta las funciones del intestino delgado e impide que la víscera pueda absorber nutrientes, la desgasta y hasta puede conllevar a la generación de tumores y hemorragias internas.

Esta patología es genética y puede manifestarse de forma silenciosa, sin aparecer clínicamente, por lo que se le asocian otras enfermedades crónicas como la diabetes, la dermatitis herpetiforme, el síndrome de Down, el colon irritable.

En nuestro país, laAsociación Celíaca Argentinalogró que los productos para celíacos y sus regulaciones se ampliaran y pudieran ofrecer en el mercado mayor diversidad y variedad, lo que hace que convivir con la enfermedad se vuelva más tolerante y menos restringido.

3. ¿Cómo y por qué se origina?

Una cirugía, una infección fuerte o alguna situación de estrés inmunológico, incluso la depresión o ansiedad, pueden activar la intolerancia al gluten en personas susceptibles a esta proteína y despertar la celiaquía.

A mediados de 1950, se pensaba que era una enfermedad pediátrica, sin embargo, con el tiempo los especialistas determinaron que puede aparecer en cualquier momento de la vida. Hay personas que son susceptibles a esta proteína, pero no presentan síntomas hasta que no se da un disparo de estrés inmunológico.

4. ¿Cómo detectar la enfermedad?

El primer análisis es clínico, una de las formas de presentación de la celiaquía es sintomática, con desnutrición, pérdida de peso, baja estatura en los niños, diarreas, inflamación abdominal. Sin embargo, también existen pacientes monosintomáticos o subclínicos, que tienen otro tipo de sintamos como anemia, osteoporosis, trastornos gineco-obstétricos”.

Pero además existe una tercera forma de presentación de la celiaquía que “no presenta síntomas, y para detectarla hay que pesquisar, buscar la enfermedad, muchas veces a través del cuestionario clínico. Si una persona es celíaca, sus familiares tienen el 10% de probabilidades de serlo”, precisó.

Una vez que se diagnostica la enfermedad, hay que confirmarla con “exámenes de sangre, se solicitan los anticuerpos antitransglutaminasa (tipo igA) y por último una endoscopia digestiva y biopsia duodenales. Si se detecta una atrofia vellositaria, el intestino no tiene capacidad para absorber minerales, vitaminas o alimentos en general; en este caso se produce una respuesta autoinmune a un antígeno externo como el gluten”.

5. ¿Cuáles son los síntomas?

Como el afectado es el intestino delgado, el consumo de gluten genera una disfuncionalidad en esa porción tubular del aparato digestivo y daña su capacidad de absorción.

•En niños: pueden manifestar la enfermedad a partir de diarreas crónicas, vómitos reiterados, falta de masa muscular y pérdida de peso. La descalcificación, la alteración en el esmalte dental también son signos de la enfermedad. Además de irritabilidad en el carácter, autismo o hiperactividad.

• Enadolescentes: se la identifica si el paciente sufre de distensión abdominal, de anemia, cefaleas, aftas recurrentes o retraso puberal, junto a alteraciones en el ciclo menstrual, sobre todo retraso.

• En adultos: la enfermedad sale a la luz en cuadros de osteoporisis, lo que ayuda a las fracturas; artritis, diarreas o estreñimiento, cuadros de desnutrición, abortos espontáneos, infertilidad, anemia, menopausia precoz, cuadros depresivos y hasta terminar en cáncer digestivo, entre otras sintomatologías.

6. ¿Cómo saber si soy celíaco?

Cuando la enfermedad no es tratada a tiempo, puede derivar en complicaciones como osteoporosis, anemia, linfoma intestinal, déficit de crecimiento y abortos espontáneos recurrentes.

Por eso, el diagnóstico precoz es clave para asegurar un tratamiento oportuno.

El Programa Nacional de Detección y Control de la Enfermedad Celíaca elaboró el Protocolo de Detección Precoz, con el objetivo de evitar estas complicaciones.

Son muchos los centros de salud que de forma gratuita realizan los estudios pertinentes para detectar la enfermedad.

El análisis consiste en la extracción de sangre, una endoscopía y su posterior biopsia. Se trata de un análisis sencillo y no es necesario que un médico especializado pida la orden, un médico clínico puede hacerlo, y puede realizarse de forma gratuita en los hospitales públicos de todo el país.

7. ¿Qué hacer y cómo alimentarse?

El especialista Eduardo Mauriño advirtió que el tratamiento para la celiaquía “no está en la farmacia sino en la cocina”. Tener la información adecuada sobre cómo alimentarse sin cereales TACC es crucial.

Hasta el día de hoy, no existe un tratamiento farmacológico para tratar la celiaquía, de modo que la única forma posible para lidiar con la enfermedad es realizar una dieta estricta libre de gluten, que debe mantenerse durante toda la vida.

Las frutas y vegetales frescos, carnes y huevos son alimentos que naturalmente no contienen gluten.

Para el resto de los alimentos, se debe consultar el listado de alimentos aptos confeccionado por laAnmat.

Además de los alimentos que explícitamente contienen gluten, como las pastas, el pan de trigo, avena, centeno, el resto de los panificados, la cerveza, tartas y empanadas, por mencionar sólo algunos, existen muchos productos que contienen cereales TACC como aditivo sin que nos demos cuenta.

Puesto que el gluten funciona como gelificante, espesante, adulterante, aglutinante o acelerador en el proceso de secado, muchos productos envasados pueden ser peligrosos para quienes padecen celiaquía.

Por eso los lácteos como el yogur, queso, postres de leche, dulce de leche, helados, flanes comerciales y leche en polvo; los fiambres, embutidos y patés; los aderezos industriales (como la mayonesa y la mostaza); caramelos, y productos de kiosco; dulces y mermeladas industriales; hojas de té, mate y hierbas aromáticas secas o frutos secos vendidos a grane, y enlatados son algunos de los productos que contienen gluten y son perniciosos para la salud de los celíacos a menos que contengan el sello de ser libres de gluten.

Para Mauriño, es fundamental que la dieta que se siga sea estricta y para siempre, al igual que el cuidado a la hora de la preparación de las comidas ya que hay que “evitar la contaminación cruzada de alimentos”. Mauriño concluyó que “hay que sacar comportamientos compulsivos y fóbicos, y proporcionar equipos interdisciplinarios, de médicos clínicos, gastroenterólogos y hasta psicólogos”.

8.¿Cómo consumir alimentos responsablemente?

Es necesario que todos los productos industrializados contengan el logo que asegure que se trata de alimentos apto celíacos.

Asimismo, es importante leer los rótulos de los alimentos envasados, que deben brindar una información completa y correcta sobre su composición.

No deben consumirse productos en cuyo rótulo aparezcan: almidón o almidones modificados, amilácelos, cereales, espesantes, fécula, gluten, harina, proteína, proteína vegetal, hidrolizado de proteína, sémola-cereales, fibra, extracto de malta, levadura o extracto de levadura ni especias y aromas.

Cabe destacar que la Anmat monitorea continuamente los productos libres de gluten que se encuentran en el mercado y verifica que se cumpla la normativa.

9. Algunos productos que contienen TACC

Se cree que los productos libres de cereales TACC son únicamente los pertenecientes al mercado alimentario. Sin embargo, existen otros que son igual de nocivos, como la pasta de dientes, cremas para el cuerpo, shampúes y acondicionadores, en los casos más extremos y sensibles de la enfermedad.

Por eso, dependiendo del nivel de celiaquía de cada paciente, se debe verificar que estos productos contengan el sello libre de gluten.

10. ¿Dónde adquirir productos para celíacos?

En los últimos tiempos, los productos libres de gluten se han expandido y han dejado el nicho de las dietéticas. No sólo tomaron las góndolas de los supermercados, sino que se han abierto comercios exclusivos para celíacos.

En 2016, hace poco más de un año, desembarcó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires“Rojas Gluten Free”,el primer supermercado que sólo vende productos apto celíaco. Además, numerosas empresas se dedican a productos específicos apto celíacos.

Muchas de estas empresas y sus contactos pueden encontrarse en la página de la Asociación Celíaca Argentina.

11.¿Qué es la “celiaquía asintomática”?

Muchas personas que padecen esta patología suelen manifestar síntomas muy claros. Sin embargo, existen otras que son asintomáticos o silentes.

Esto no quiere decir necesariamente que puedan consumir gluten, sino que su cuerpo no se manifiesta siempre frente al perjuicio que estos productos afectan al organismo de forma interna.

Una persona con celiaquía asintomática no presenta síntomas o signos externos, como diarreas, dolor abdominal, hinchazón, etc, no significa que su intestino no esté siendo dañado.
El principal problema de una persona con celiaquía silente es que si realizan transgresiones en la dieta sin gluten, no lo notarán, aunque su intestino sí será dañado.

La celiaquía es una enfermedad infradiagnosticada, una gran parte de la población celíaca aún no está diagnosticada porque no presenta síntomas que la hayan llevado a la consulta, por eso los estudios se deben realizar no sólo a los familiares de primer grado, sino a pacientes con diabetes, enfermedades hepáticas, enfermedades autoinmunes de tiroides, con sindromes de Down, Turnes y Sjörgen, todos ellos considerados grupos de riesgo de celiaquía.

La celiaquía asintomática puede diagnosticarse debido a que los pacientes han desarrollado ya alguna de estas enfermedades asociadas con la celiaquía, pero que no tienen manifestaciones digestivas aparentes

El único tratamiento para la celiaquía asintomática, como para cualquier tipo de celiaquía, es la dieta sin gluten de manera estricta y de por vida.

12.Qué es la contaminación cruzada?

El gluten puede aparecer de forma no intencional en alimentos considerados aptos para celíacos. Este tipo de contaminación puede producirse en alguno de los eslabones de la cadena de producción agroalimentaria.

Como la harina es muy volátil, puede contaminar productos que no contengan TACC, como la harina de maíz, mandioca, arroz, copos de arroz o maní, entro otros productos, si comparten la planta de producción, recolección, etc.

Si se comparten molinos o las mismas máquinas en el proceso de elaboración -sin una limpieza adecuada- o lugares de almacenamiento entre productos con y sin gluten, existe un amplio riesgo de que se produzca la llamada contaminación cruzada.

13 ¿Cómo llevar adelante una vida social siendo celíaco?

Tener una vida alimentaria ordenada puede ser sencillo si uno se organiza en la compra de alimentos en los lugares indicados y en la cocción en el hogar. Pero ya lograr ese tipo de rutinas no es un trabajo menor.

Cambiar la dieta es sólo un capítulo de la celiaquía, otro es poder llevar adelante una vida social lo más natural posible sin el peso de las restricciones.

Cada vez son más numerosos los restaurantes que preparan cocina exclusiva para celíacos y los que tienen una cámara especial de producción y elaboración de platos sin gluten.

14. La celiaquía fue aceptada como enfermedad por las obras sociales

Una resolución del Ministerio de Salud de la Nación, durante la gestión de quien estuvo a cargo de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur, determinó que las obras sociales y prepagas deben brindar cobertura para los alimentos libres de gluten destinados a celíacos.

A partir de esta resolución, las obras sociales y prepagas deben cubrir a sus pacientes con un monto anual destinado a la compra de productos apto celíacos, que debe actualizarse periódicamente. Por eso es importante pedir en los lugares de compra el detalle de factura, para poder ser reintegrado.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR