X

El hijo de un sindicalista mató de una puñalada en el corazón a un experto en artes marciales

El joven que murió recibió una puñalada en el corazón, después de una discusión. El asesinato se produjo en medio de los festejos por el Día del Trabajador.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/05/2018 15:01
PUBLICIDAD

Los festejos de los empleados de Comercio de Tucumán por el Día del Trabajador terminaron de la peor manera. En medio de la celebración, empezaron a discutir dos personas, se pelearon y en un momento uno de ellos sacó un cuchillo y se lo clavó en el corazón al otro. Por el crimen detuvieron al hijo de un alto dirigente del sindicato dos horas después en su casa, mientras dormía.

El crimen se produjo en la madrugada del sábado, afuera de una casa donde los afiliados al sindicato celebraban el Día del Trabajador. En un momento discutieron Ariel Páez Fernández, de 38 años, hijo del secretario del gremio, Serafín Arturo Páez, y Javier Hernán Molina, de 25, y experto en artes marciales.

CRIMEN. Javier Molina, el joven asesinado, era experto en artes marciales.

Después empezaron a golpearse, hasta que Páez sacó un cuchillo y le dio una puñalada en el corazón a Molina. El joven herido fue asistido por sus compañeros, que lo trasladaron al Hospital Padilla, donde murió horas después.

A poco del asesinato, la policía detuvo a Páez Fernández, que al momento del arresto estaba durmiendo en su casa. El acusado sigue detenido y quedó a disposición de la Justicia.

“En el lugar del hecho fue difícil encontrar testigos que contaran lo que había sucedido. Incluso, el supuesto homicida habría sido llevado a su casa por sus amigos”, explicó el comisario Alfredo Díaz. “En la casa encontramos la ropa que habría utilizado el sospechoso. Las prendas habían sido lavadas pero se advierten manchas de tipo rojizas que podrían ser de sangre”, dijo el comisario, consigna La Gaceta de Tucumán.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR