X

La familia de Débora Pérez Volpin detalló cómo murió la periodista

En la presentación se consigna que “entre los actos negligentes llevados a cabo como médicos dentro del quirófano, que provocaron la muerte de la señora Pérez Volpin, le siguieron aquellos tendientes a ocultar aquello que había pasado dentro del quirófano”.

por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/05/2018 00:59
PUBLICIDAD

Avanza la causa por la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin. Ahora, los abogados de la familia de la víctima pidieron la citación a declaración indagatoria de Diego Bialolenkier, médico gastroenterólogo, y Nélida Puente, médica anestesióloga. Ambos profesionales practicaron la endoscopía durante la cual murió Pérez Volpin, el 6 de febrero en el Sanatorio de la Trinidad.

En la presentación se consigna que “entre los actos negligentes llevados a cabo como médicos dentro del quirófano, que provocaron la muerte de la señora Pérez Volpin, le siguieron aquellos tendientes a ocultar aquello que había pasado dentro del quirófano”.

Según la presentación, Bialolenkier le provocó a la periodista una perforación en el esófago y luego continuó insuflándole aire. Y cuando Pérez Volpin se descompensó “nunca supieron como revertir aquél cuadro, que, hasta aquél momento, y recién cuando se decidiera prender la luz del quirófano, se presentaba como un enfisema subcutáneo. Vale decir, con la luz apagada no veían el rostro y el cuerpo edematizado de la paciente. Rostro y cuerpo que todos los testigos presenciales indicaron como “irreconocible, hinchado, edematizado, deformado y cianótico”.

De acuerdo a los abogados de la familia los profesionales “no supieron reconocer qué le pasaba a la señora Débora Pérez Volpin, y mucho menos supieron qué hacer ante la crisis en la que ellos mismos la habían colocado por su actuar negligente. Así fue que la anestecista Puente, encontrándose ante una evidente perforación no tuvo mejor idea que insuflarle más aire a una paciente que se encontraba en crisis cardiorespiratoria con motivo del aire ya insuflado por el endoscopista Bialolenkier”.

Pérez Volpin sufrió una perforación en el esófago antes de morir. Así lo confirmó la autopsia realizada al cuerpo de la periodista y diputada porteña, según informaron fuentes cercanas a la fallecida.

El informe de la autopsia descarta que las heridas sufridas por Pérez Volpin fueran preexistentes a la endoscopía. Lo que resta determinar es si se produjeron durante la práctica endoscópica o en la reanimación. Si fue con el uso de un elemento cortante durante el estudio diagnóstico, o por la administración de una cantidad incontrolada de aire durante la exploración. También si el accionar de los médicos durante la endoscopía se adecuó a “las buenas prácticas”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR