X

Neuquén: una maestra sintió olor feo en el aula y les bajó los pantalones a todos los alumnos

Ocurrió en el Colegio Sagrado Corazón de Neuquén. “Hablen en casa de la importancia de ir al baño para evitar este tipo de accidentes”, expresaron en un comunicado desde la institución a los padres.

El hecho Ocurrió en el Colegio Sagrado Corazón de Neuquén.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/05/2018 11:59
PUBLICIDAD

Un correo electrónico dio aviso de lo ocurrido a un grupo de padres. El asunto tenía seis palabras: “Uso del sanitario en el colegio”. La explicación, sorprendente e irrisoria: “Familias: En el día de la fecha, en dos oportunidades durante la tarde, alguno de los alumnos de 3º A se hizo caca encima de su ropa. Como después de interrogar a todo el grupo, ninguno reveló la necesidad de hacer caca, es que, le solicitamos en el baño, que bajen sus pantalones para poder observar las piernas y detectar quién estaba sucio. Les pido por favor hablen en casa de la importancia de ir al baño para evitar este tipo de accidentes”.

El hecho tuvo como protagonistas a 21 alumnos del tercer grado del Colegio Sagrado Corazón de Neuquén. Mientras se desarrollaba una de las clases, la maestra sintió olor a caca y decidió inspeccionar a uno por uno para ver quién era el niño que no se atrevía a confesar lo que le había sucedido.

El correo electrónico enviado a los padres de los alumnos de 3º grado.

“Los chicos salen a las 17, y la notificación de lo ocurrido sucedió antes de las 16. Sólo se lo enviaron a un grupo de padres que les avisaron al resto a través de un grupo de WhatsApp. La novedad es que los padres no quieren que lo hablemos en público, porque no se respeta la intimidad de los chicos. Pero se olvidan que quienes no respetaron la intimidad fueron los docentes al bajarle los pantalones”, dijo Patricio Núñez, padre de una de las niñas, a Infobae.

Núñez aseguró que su hija “no sabe quién fue el niño que se hizo caca”. También que “pasaron cosas que en el colegio dicen que no van a volver a suceder pero sí, vuelven a ocurrir. El año pasado mi hija tuvo infección urinaria. Les dicen que sólo pueden ir al baño en los recreos y tienen miedo de levantar la mano para pedir hacerlo durante el horario de clases. Muchas veces llegó a casa con toda la ropa interior mojada. Y tuve que ir a hablar para que la dejen ir al baño cuando sienta ganas”.

Según contó el padre, la maestra preguntó quién había sido y como nadie respondió intentó taparles los ojos a todos los niños pero tampoco se hizo cargo ningún alumno. Entonces, llevaron uno a uno al baño para que se bajaran los pantalones y revisar si alguno estaba sucio. La docente del aula junto con la portera estuvieron a cargo de la inspección.

“Mi hija me contó lo ocurrido cuando salió del colegio, pero ella no sintió que estuviese mal que alguien le pida que se baje los pantalones para eso. Siempre le inculco que nadie debe ver ni tocar sus partes íntimas, que nadie puede bajarle los pantalones. Y en su colegio se lo hicieron”, sostuvo Núñez.

Muchos padres llegaron a la institución a buscar a sus hijos y manifestaron la intención de cambiar a sus hijos de escuela. Otros, realizaron la denuncia en el Consejo Provincial de Educación y aguardan una resolución al respecto publicó El Tribuno.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR