X

La carta del profesor acusado de abuso: “Que sea justicia legítima, que sea verdad, sin miedo al poderoso”

Desde la cárcel Juan Manuel Chaves dio su visión sobre la denuncia. Está detenido por ser el presunto autor de varios delitos relacionados con la integridad sexual de niños del colegio San Buenaventura.

La denuncia se dio a conocer a fines del 2017.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/06/2018 02:15
PUBLICIDAD

El profesor de música del colegio villamercedino fue acusado a fines del 2017 por abuso sexual. Desde marzo se encuentra alojado en el Servicio Penitenciario de San Luis.

Allí escribió una carta en la que inicia diciendo: “Hoy me interpela la angustia de saber que una vez más el poder, las influencias, la difamación, los supuestos y el ensañamiento tienen fuerza de verdad”.

“Apelar a la sensibilidad de un padre con algo tan preciado, es tan o más perverso que la idea que se quiere sembrar”, aseguró Chaves.

El profesor de música del colegio villamercedino fue acusado a fines del 2017 por abuso sexual. Desde marzo se encuentra alojado en el Servicio Penitenciario de San Luis.

Allí escribió una carta en la que inicia diciendo: “Hoy me interpela la angustia de saber que una vez más el poder, las influencias, la difamación, los supuestos y el ensañamiento tienen fuerza de verdad”.

“Apelar a la sensibilidad de un padre con algo tan preciado, es tan o más perverso que la idea que se quiere sembrar”, aseguró Chaves.

Además, cita relatos de padres cuyos hijos consideran que “el profe es bueno”. Ya en abril, algunos habían manifestado su desconecto por el accionar de la Justicia y defendieron al profesor.

En otro de los tramos del mensaje, Chaves señala que “defender al niño/a implica saber y estar al tanto del hacer escolar en lo continuo por más confianza que se tenga en una `institución prestigiosa´”.

Asimismo, sostiene que se “criminalizó” su actividad como docente y que “las responsabilidades en la educación y crecimiento de los niños es tarea compartida, como así también lo son los cuidados y la protección”.

“Me resta seguir en pie de lucha defendiendo con uñas y dientes mi oficio de educador musical que ha sido mancillado a límites indescriptibles”, proclama el docente.

Chaves concluye el escrito pidiendo que “sea justicia legítima, que sea verdad, sin miedo al poderoso”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR