X

El bloque de diputados de Rodríguez Saá derogó la Ley de la Beca al Mérito

Los senadores del bloque Unidad Justicialista ya le habían dado media sanción. Ayer el Gobierno se dio el gusto de hacer desaparecer el beneficio destinado a los mejores promedios del secundario que sigan carreras terciarias y universitarias.

El bloque Unidad Justicialista eliminó la beca que premiaba el rendimiento académico.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/06/2018 10:38
PUBLICIDAD

Con la sanción de la Cámara de Diputados, la gestión de Rodríguez Saá elimina otro programa que impulsó el Gobierno de Claudio Poggi. Esta vez fue el turno de un plan que premiaba el mérito académico.

Luego de un debate que duro poco más de una hora, se aprobó el proyecto denominado “Beca Construyendo Sueños”. Obtuvo 22 votos positivos de Unidad Justicialista.

Los 14 diputados presentes de Avanzar y Cambiemos por San Luis votaron en contra de la derogación y propusieron crear una beca paralela para atender.

De ese modo se mantenía el estímulo a los abanderados y se generaba un beneficio a otro sector de la población estudiantil. La oposición no consiguió que convivan dos tipos de becas porque el oficialismo se impuso.

La  Beca al Mérito “Bandera Argentina” surgió en 2013 de una ronda de contactos del entonces gobernador con 130 alumnos de las secundarias.

Hasta ahora los tres primeros promedios de cada colegio podían acceder al beneficio como un estímulo al desempeño académico, mientras que ahora el principal requisito será la “condición socioeconómica” del alumno.

La modificación del artículo 4, que suprime la obligación de inscribirse presencialmente, recibió 19 votos a favor y 17 en contra.

La presidenta de la comisión de Educación, Sonia Ramoska fue la miembro informante del PJ. Expuso que se dejó sin efecto reconocimiento al rendimiento académico para que “aquellos jóvenes más vulnerables puedan acceder a la igualdad de oportunidades con sus estudios superiores”.

Ramoska que es docente y en su gestión como supervisora hasta 2015 apoyó la beca al mérito, ayer dijo: “No es lo mismo llegar a un 8 cuando no se tiene agua caliente en la casa, cuando se tiene que ir caminando a la escuela y cuando se debe compartir la habitación con otros hermanos, que tener las condiciones para llegar a una buena nota”.

Alejandro Cacace encabezó el discurso de la oposición.  Sostuvo que su bloque compartía que “se establezca una beca que atienda la situación socioeconómica”, pero que ello no debería implicar “derogar la beca que fue establecida hace ya cinco años”.

Les pidió a sus pares oficialistas que tuvieron en cuenta el que el proyecto había sido enviado por el exgobernador (Claudio) Poggi y ellos lo habían respaldado. Hace cinco años lo aplaudieron.

“Espero que haya una fundamentación más acabada de porqué una ley que fue aprobada en 2013 y se votó por unanimidad, hoy ya no sirve”, agregó.

En el recinto quedó expuesta la contradicción del ahora diputado Marcelo Sosa que de ferviente defensor de la Beca al Mérito en su condición de ministro de Educación de Poggi pasó a votar para que sea sepultada.

“Han pasado cinco años y es bueno hacer una evaluación para ver que condiciones han cambiado en el país. Ahora tenemos tarifazos”, argumentó.

“Tengo un texto firmado por el diputado (Marcelo) Sosa que en ese entonces era ministro de Educación, celebrando que se aprobara”, le reprochó Cacace.

A continuación Gastón Hissa (Avanzar y Cambiemos por San Luis-Pueyrredón) recordó cómo nació la beca.

“Un dato netamente objetivo es que 400 chicos por año hasta ahora se beneficiaban”, puntualizó para señalar que se logró alcanzar “2000 líderes académicos”.

Hissa destacó que igualó “a todos los estudiantes de San Luis, sin hacer diferencia entre una escuela y un paraje, o de una localidad pequeña con las que están ubicadas dentro de la capital”.

“Era una beca que promovía buenos valores, y la idea el esfuerzo diario, la perseverancia y la dedicación posibilitaron esa ayuda económica por parte del Estado”, completó.

Qué dijeron otros diputados

Pablo Zamora (Unidad Justicialista- Pedernera)

“Acá ponemos en la balanza dos cosas, o dejamos que los directivos digan quiénes son los merecedores de una beca o hacemos un estudio completo socioeconómico de la realidad en la que viven algunos de los mejores promedios”.

“Se están asignando otras prioridades que la realidad cotidiana nos marca y nos indican cuál es el camino”.

“Entre el mérito de llegar a ser abanderado y terminar los estudios con más de 8 teniendo en cuenta la situación del alumno, nuestro bloque apoya esto último. Es decir el mérito de los sacrificios personales, no desde una cuestión de llegar al mejor promedio”.

Sonia Delarco (Unidad Justicialista-Pueyrredón)

“Es un condicionante muy importante el tema económico y este proyecto propone ayudar a aquellos estudiantes priorizando la situación socioeconómica de cada una de sus familias”.

“La Beca Puntana al Mérito si bien premia el esfuerzo y la dedicación, es buena pero es incompleta. Por eso sentimos que se debe otorgar un ingrediente de justicia social”.

Elena Pastor (Avanzar y Cambiemos por San Luis – Pedernera)

“Se excluye, discrimina y se es injusto socialmente con el que menos tiene y con el que tiene. No tiene que ver una clase social, tiene que ver una condición y en las escuelas la condición de los niños es de alumnos, de personas en formación”.

“Los directores no son los que nominaban a los becarios, eran sus notas, su mérito. Se respetaba la institución porque el director emitía el informe a partir de lo que se generaba desde el aula”.

Ricardo Chávez (Unidad Justicialista – Junín)

“Se replantea una ley que es reconocida y beneficiaba a los mejores alumnos, pero es hora de plantear mejores valores”.

“Proponemos cambios por la crisis”.

Verónica Causi (Unidad Justicialista-Pedernera)

“Un 10 no nos va a asegurar que este niño pueda terminar la universidad, un 10 no quiere decir que sea un excelente alumno universitario, menos un excelente profesional”.

“No es lo mismo el sacrificio que hace un niño del interior que un niño de la capital que tiene la universidad a dos cuadras de su casa”.

Eva Morel (Unidad Justicialista-Pueyrredón)

“En este momento la situación socioeconómica de la Argentina es distinta a la del momento que se aprobó la Beca al Mérito”.

“Yo no sé si los abanderados siempre tuvieron promedio mayor a 8, pueden haber tenido un promedio menor. ¿Por qué decimos que el mérito va a ser menor?”

“Ahora se pide una calificación mínima para que los chicos tengan un desempeño por lo menos base. Y además se está contemplando una situación socioeconómica”.

José María Escudero (Unidad Justicialista-Pringles)

“Hay distintos tipos de esfuerzo, muchas veces son exitosos y otras veces no. Generar como parámetro 8 puntos es un esfuerzo interesante, reconocido por los profesores porque tal vez su situación social no es la mejor. Ahora tienen la oportunidad de seguir estudiando”.

Joaquín Mansilla (Avanzar y Cambiemos por San Luis-Pueyrredón)

“Acá hay una intencionalidad política. Si la voluntad real del Gobierno y de los diputados que lo representan es  apoyar a los estudiantes de escasos recursos que tienen notas altas no hubieran quitado la Beca al Mérito”.

“Hay una clara intención de derogar una ley que tiene nombre y apellido. El gobernador que la impulsó fue Claudio Poggi, por esa razón este gobierno la quiere eliminar”.

“La  Beca al Mérito generó que los abanderados y escoltas elevaran sus notas a partir del esfuerzo”.

“Ahora el Gobierno podrá actuar con discrecionalidad”.

Luis Martínez (Unidad Justicialista- Pueyrredón)

“Uno se preguntará, ¿es justo reconocer méritos? Si es justo. El problema es cuando vos tenés un conjunto de dos o más personas con iguales o similares méritos y algunos con escases de herramientas”.

“Alguien que crea que está en condiciones de recibir la beca tendrá que acreditar méritos, pero además tendrá que acreditar que no tiene herramientas”.

“Se está protegiendo el mérito pero además se da una mirada social que está vinculada con la vulnerabilidad”.

 

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR