X

Para el nuevo arzobispo de La Plata, el papa Francisco no vendrá a la Argentina

Víctor Manuel Fernández, allegado al Pontífice, descartó que Bergoglio vuelva al país porque “ya dio lo que podía dar”.

El arzobispo dijo que no cree que el papa Francisco vuelva a la Argentina.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 15/06/2018 09:02
PUBLICIDAD

El arzobispo electo de la Arquidiócesis de La Plata, Víctor Manuel Fernández, allegado al Papa Francisco, consideró que no cree que Jorge Bergoglio vuelva a la Argentina, publicó Perfil.

“No creo que venga. Creo que siente que aquí ya dio lo que podía dar y ahora tiene un mundo inmenso donde quiere dar una mano. Aunque no descarto que, si se da una oportunidad adecuada, haga una breve pasada por aquí”, sostuvo monseñor Fernández en una entrevista de la revista La Tecla que difundió la agencia Aica.

Acerca de su contacto con el Papa Francisco, confirmó que suele “verlo una o dos veces por año. Mi contacto es sobre todo por email. A veces, después de algún mail mío, él me llama para conversar brevemente”.

Por otro lado, también expresó su preocupación por la situación social del país, donde ayer la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Sobre esta cuestión se pronunció por un debate “que no tiene que ser necesariamente legislativo. En este caso, antes que empezar a debatir el aborto convenía resolver otras urgencias. Por ejemplo, de las muertes maternas en la Argentina sólo el 17% son por aborto. La mayoría son por desnutrición, diabetes, polio, etc.”.

“¿No era prioritario resolver esas cuestiones antes que empezar a hablar rápidamente del aborto? Si hay mujeres que mueren en el embarazo por problemas de salud no tratados, ¿qué les resolvemos si les ofrecemos una pastilla para que aborten? Al mismo tiempo, mueren muchas más mujeres por violencia que por aborto”, aclaró monseñor Fernández.

Respecto de la situación económica, manifestó que “es dura y cuando las variables económicas cambian, eso se nota rápido el día veinte de cada mes”. El ex rector de la UCA consignó que de “no aparecer novedades importantes las perspectivas no se ven buenas y no es fácil aceptar que se siga menoscabando la calidad de vida”.

A su entender, el gobierno de Mauricio Macri “ha puesto en orden algunas cosas y ha permitido la participación en política de otros sectores que pueden aportar lo suyo. Pero no veo con claridad cuáles son las políticas productivas, los caminos de innovación en la economía real”.

Al hacer un balance de lo que fueron los doce años y medio de kirchnerismo manifestó que “tampoco convienen los slogans, ni triunfalistas ni catastróficos. Hubo corrupción, pero no me gusta resumir esa década con la palabra robada”, sostuvo al señalar que de esa “década quedaron pendientes deudas sociales importantes”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR