X

Un hombre estuvo casi tres años preso por un femicidio que no cometió

Lo acusaron de prender fuego a su pareja, pero durante el juicio no hubo pruebas ni pericias que lo incriminaran y lo absolvieron.

Lo habían acusado de rociar con alcohol y prender fuego a su pareja.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/06/2018 09:08
PUBLICIDAD

Los últimos tres años Osvaldo Villasboa los pasó en la cárcel. Lo habían acusado de rociar con alcohol y prender fuego a su pareja, pero era inocente. Al escuchar el veredicto absolutorio, rompió en llanto, abrazó a su abogada y le dijo: “Gracias por haber confiado en mí”.

El derrotero de Villasboa empezó el domingo 2 de agosto de 2015. Esa noche fue a ver a su novia, María Luján Rojas, a la casa donde trabajaba cuidando a una anciana de 93 años, en la localidad bonaerense de Berazategui. En su versión, charlaron hasta que se quedó dormido y cuando despertó, alrededor de las 7 de la mañana, Rojas estaba parada cerca de él y amenazaba con matarse.

Osvaldo trató de calmarla y cuando creyó que lo había logrado, se fue a comprar el desayuno. Sin embargo, nunca llegó a la panadería. Su pareja lo alcanzó cuando solo había caminado unos metros y se prendió fuego con un encendedor.

Rojas sufrió quemaduras en el 38 por ciento de su cuerpo, lo que le provocó un severo compromiso en las vías respiratorias. Murió después de haber agonizado cinco días, sin poder declarar. La que sí dio su testimonio fue una vecina que aseguró haber escuchado gritos y amenazas por parte de Villasboa.

Su defensora oficial, María Mercedes Bussola, sostuvo que a su cliente le jugó en contra “la condena mediática”. “El caso se filtró y los medios titularon el hecho como ‘otro caso de femicidio’, instalaron esa verdad como certera sin tener en cuenta la garantía de presunción de inocencia. Sin embargo, desde el primer día que lo atendí (a Villasboa) me dijo que había sido un suicidio. Yo le creí”, dijo la abogada a Diario Popular.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR