X

Roger Federer celebra su regreso al número uno con el título en Stuttgart

AFP.
Roger Federer celebra su título en Stuttgart tras vencer a Milos Raonic.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 17/06/2018 18:28
PUBLICIDAD

Garantizado su regreso al número uno del mundo, el suizo Roger Federer jugó con libertad e imaginación para vencer en la final al canadiense Milo Raonic, por 6-4, 7-6(3) y hacerse por primera vez con el título en Stuttgart, el 98 de su palmarés.

De esta manera, el helvético se queda a sólo 11 entorchados del estadounidense Jimmy Connors (109), que continúan siendo la referencia en número de títulos en la ATP. Federer maneja ahora 150 puntos de ventaja en la clasificación sobre el español Rafa Nadal, al que arrebató el número uno con su victoria del sábado ante el australiano Nick Kyrgios.

En su primer torneo en 11 semanas, Federer completó una gran semana sobre hierba, muy diferente a la de la temporada pasada, cuando fue eliminado por Tommy Haas a las primeras de cambio. Y en la final 148 de su carrera, la cuarta esta temporada (Abierto de Australia, Rotterdam e Indian Wells), y la 24 sobre hierba de su historial (18-6 ahora) se impuso a Raonic en 78 minutos, endosándole la undécima derrota en 14 duelos.

Stuttgart, donde ha conseguido el tercer título del año, era la última oportunidad en la gira de hierba, de recuperar el número uno para Federer, ya que en Halle (Alemania) y Wimbledon no podrá sumar puntos, puesto que el año pasado ganó los dos torneos. El pasado mes de febrero volvió al número uno del mundo después de hacerlo por última vez el 4 de noviembre de 2012.

Ya en la antesala del tercer grande de la temporada, donde defenderá el título a punto de cumplir 37 años, Federer se ha impuesto a Raonic, que parece recuperado de sus lesiones, y que en los dos años anteriores se ha cruzado con el suizo en el All England Club.

En la final, Federer mantuvo intacto su servicio durante las dos mangas y la hora y 20 minutos que duró la contienda. Así, sólo necesitó un rotura en el tercer juego para adjudicarse el primer set, en el que salvó dos bolas de break. Ya en el segundo parcial, tras la igualdad reinante, todo tuvo que decidirse en el tie-break, donde el campeón del Abierto de Australia enlazó cinco minijuegos consecutivos ganados para cerrar el partido.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR