X

Tras el paro nacional, el Gobierno vuelve a dialogar con los sindicalistas

Frigerio se reúne con dirigentes de la UOCRA y Triaca, con gremialistas de la industria automotriz. Todavía no convocarán a la CGT.

Rogelio Frigerio se reunirá con dirigentes de la UOCRA, mientras que Jorge Triaca lo hará con empresarios y sindicalistas del sector automotriz.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 26/06/2018 08:55
PUBLICIDAD

El Gobierno retoma el diálogo con los gremios, tras el paro nacional de la CGT. Más allá de las fuertes diferencias con la central obrera por la medida de fuerza, el Ejecutivo dejó en claro que siempre estuvieron abiertos a las conversaciones. El ministro del Interior Rogelio Frigerio asiste a un encuentro con dirigentes de la UOCRA (construcción) mientras que su par de Trabajo Jorge Triaca se reunirá con empresarios y sindicalistas del sector automotriz.

La vuelta al diálogo con los sindicalistas será después de la medida de fuerza del lunes pasado que dispuso la CGT en rechazo a la política económica del Gobierno y al acuerdo con el FMI, además del reclamo a la reapertura de paritarias y fin de los despidos, entre otras exigencias. La huelga fue duramente cuestionada por el Ejecutivo: en palabras del presidente Mauricio Macri, la medida “no contribuye a nada”. El mandatario además llamó a los gremialistas a que se “sienten en la mesa” para negociar y evitar nuevas huelgas. El ministerio de Hacienda y Finanzas calculó el costo del paro en $ 29 mil millones.

Con un alto acatamiento motorizado por la falta de transporte público y los bloqueos a los accesos a la Ciudad, el paro fue impulsado por la CGT con el respaldo de las dos CTA, los Moyano y organizaciones sociales, en la tercera medida de fuerza general en el mandato de Macri como Presidente. Desde las dos centrales obreras, lideradas por Pablo Micheli y Hugo Yasky, advirtieron que si el Gobierno no las convoca al “diálogo social” seguirá la conflictividad en la calle. Mientras que el jefe de Camioneros Hugo Moyano, enfrentado con el Gobierno, desestimó una nueva convocatoria a la CGT.

Ahora el Gobierno intentará bajar la tensión con los sindicatos, en medio de un delicado panorama económico por la inflación y el ajuste de gastos para recortar el déficit fiscal. Una de las medidas que el Ejecutivo había dispuesto para tratar de consensuar con los gremios fue la habilitación de un 5% adicional de suba salarial pero la medida no satisfizo a la central obrera, que semanas atrás suspendió una reunión encabezada por Nicolás Dujovne y luego anunció el paro.

El promedio de subas del 15%, en línea con la inflación prevista el año pasado por el Gobierno, pasó al 20% y podría escalar hasta el 25%: ese fue el aumento que acordaron primero Camioneros y luego Gastronómicos, y que podría fijar una nueva pauta salarial. Macri dijo que la paritaria es libre y que cada sector ofrecerá lo que pueda pagar, con la excepción del ámbito público, en un contexto marcado por la baja del déficit fiscal.

A su vez el nuevo ministro de Producción Dante Sica , en reunión con la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC), admitió que los salarios perdieron con la inflación y habló con los empresarios sobre la posible reapertura de paritarias.

El funcionario reconoció la necesidad de volver a negociar aumentos salariales, ya que las paritarias homologadas tienen implícita esta cláusula.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR