X

Ley Justina: cuáles son los diez cambios que se vienen para la donación de órganos

La Cámara de Diputados aprobó el miércoles una ley que convierte a todos los habitantes mayores de 18 años en donantes de órganos a menos que exprese su oposición.

La ley fue sancionada por unanimidad en la Cámara de Diputados de la Nación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/07/2018 23:47
PUBLICIDAD

La iniciativa fue conocida como la “Ley Justina”, el nombre de una niña de 12 años que en noviembre de 2017 falleció en Buenos Aires mientras aguardaba el trasplante de un corazón.

Estos son los diez puntos clave:

  • Declaración de principios: destacaron cuáles son los principios en los que se enmarca la modificación de la ley: dignidad, autonomía, solidaridad, y justicia distributiva en la asignación de órganos, equidad.
  • Derechos de donantes y receptores: a la intimidad, privacidad y confidencialidad; a la integridad; a la información y al trato equitativo e igualitario. Se establece la prioridad de traslado aéreo y terrestre de los pacientes con operativos en curso.
  • Creación del Servicio de Procuración en los hospitales públicos y privados: deberán contar con servicios destinados a la donación de órganos y tejidos, que permitan garantizar la correcta detección, evaluación y tratamiento del donante. Deberá contar con al menos un profesional que deberá detectar potenciales donantes. Además de dar a las familias la información correspondiente.
  • Se deberá garantizar el desarrollo del proceso de donación y generar acciones de difusión y capacitación dentro de la institución.
  • Se incorpora la Donación Renal Cruzada.
  • Se mantiene la manifestación de voluntad expresa negativa o afirmativa a la donación de órganos para los mayores de 18 años.
  • Donantes presuntos:  Se mantiene la posibilidad de realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos. En caso de no encontrarse registrada la voluntad del causante, el profesional a cargo del proceso de donación debe verificar la misma conforme lo determine la reglamentación.
  • Menores: se posibilita la obtención de autorización para la ablación por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente.
  • Se simplifican y optimizan aquellos procesos que requieren de intervención judicial.
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR