X

Caso Ángeles Rawson: la Corte Suprema dejó firme la condena a perpetua para Jorge Mangeri

El máximo tribunal desestimó el recurso de queja de la defensa del portero. El crimen ocurrió en junio de 2013.

Jorge Mangeri.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/07/2018 19:31
PUBLICIDAD

La Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó, por unanimidad, el recurso de queja que presentó la defensa de Jorge Mangeri y dejó firme la condena a cadena perpetua por el crimen de Ángeles Rawson, cometido en junio de 2013.

Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz consideraron que el recurso presentado por los abogados del portero resultaba “inadmisible”. Y así confirmaron la pena por “femicidio en concurso ideal con abuso sexual y homicidio agravado por su comisión criminis causae”.

Jorge Mangeri fue condenado a cadena perpetua por el femicidio de Ángeles Rawson.

El pasado 7 de junio de 2017, la Sala II de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional respaldó la condena dictada en 2015 por el Tribunal Oral en lo Criminal N°9 de la Capital Federal, quien sentenció a Mangeri por el abuso sexual y femicidio de la adolescente de 16 años.

Según establecieron los investigadores, el crimen fue cometido la tarde del 10 de junio de 2013 en el edificio ubicado en Ravignani 2360, en donde el condenado trabajaba como encargado y la víctima vivía con su familia.

El caso generó una gran controversia ya que, después de asesinar a Ángeles, Mangeri ocultó el cuerpo en bolsas de residuo de consorcio y lo tiró en un contenedor hasta que apareció en el predio del Ceamse, en Colegiales.

Los giros de la investigación

La última vez que vieron a Ángeles con vida fue la mañana del lunes 10 de junio de 2013, después de haber tenido su clase de gimnasia. “Voy a comer y vuelvo”, le había dicho a sus amigas. Esa noche no llegó a su casa y su familia hizo la denuncia.

Cuando su cuerpo apareció en el Complejo Ambiental Norte III de Ceamse se sospechó lo peor. Con el correr de los días, los investigadores apuntaron contra el portero del edificio, Jorge Mangeri.

La Corte Suprema consideró el recurso de la defensa “inadmisible” y confirmó la pena para el portero.

Aunque en un principio confesó ser el autor del crimen, cuando fue citado a declarar se negó a prestar testimonio. La Justicia después confirmó que la adolescente murió estrangulada y sofocada. Una de las evidencias clave para la causa fue cuando encontraron el ADN del portero bajo una de las uñas de la víctima.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR