X

Plantearán ante la Legislatura la situación del juez de Paz de La Carolina

El juzgado está acéfalo porque una impugnación contra el postulante postergó la designación.

El Superior Tribunal postergó el nombramiento del juez de Paz de La Carolina hasta tanto se resuelva la situación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/07/2018 00:36
PUBLICIDAD

El Superior Tribunal de Justicia que ya eligió un candidato para el puesto, debe resolver un recurso de “reposición in extremis” presentado por la jueza que venía desempeñándose.

Lucía Vázquez quien es aspirante a continuar en el juzgado de Paz Lego de La Carolina, cuestionó el orden de mérito del acuerdo N° 266/18 que estableció el nombramiento de jueces para cumplir funciones en el cargo.

Si bien está a la espera de lo que resuelva del Alto Tribunal, ahora realizará una presentación ante las comisiones de Asuntos Constitucionales de las Cámaras de Diputados y Senadores.

“Como se están violando aspectos básicos fijados por la Constitución, quiero solicitar a los legisladores que intervengan o al menos que se expidan sobre lo que solicito”, explicó Vázquez en declaraciones a elchorrillero.com.

El Superior Tribunal postergó el nombramiento hasta tanto se resuelva el recurso de “reposición in extremis”.

En tanto, la situación en La Carolina es incierta. La jueza de Paz de La Toma cumple funciones provisoriamente en el cargo hasta el próximo lunes, cuando la Justicia retome su normal funcionamiento debido a la feria.

“No sé cuál es mi situación porque nadie me ha llamado para decirme a quién tengo que entregarle el juzgado o si sigo yo”, destacó.

Lo cierto es que el mandato de Vázquez por ley ya finalizó. Se presentó al concurso y quedó segunda en el orden del mérito, debajo de Emir Albarado Magallanes.

Impugnó el resultado al no publicarse el puntaje que convertía en juez a su competidor y además, porque no reuniría todos los requisitos previstos en el artículo 222 de la Constitución: ser ciudadano argentino, mayor de edad, vecino del partido y haber cursado estudios completos de nivel medio.

Según explicó, el candidato tiene domicilio en calle Andrea Rosa, sin número, de El Trapiche.

El 10 de julio Marta Corvalán tomó juramento a 11 jueces de Paz Lego (Foto: prensa judicial)

Vázquez, tiene 13 años en la función y es vecina de La Carolina. En sus acciones, es patrocinada por el abogado Francisco Guiñazú.

Vecinos del partido de La Carolina (Cañada Honda, El Arenal y Balde de la Isla) presentaron tres notas con 130 firmas ante el Superior Tribunal para apoyarla.

Asimismo, Magallanes se postuló para el cargo en Zanjitas en 2015 y en El Trapiche el año pasado. Aunque haya realizado el cambio a domicilio a La Carolina, no cumpliría con los dos años de residencia que se requieren para ser postulante, tuvo en cuenta Vázquez.

Es por eso que remarcó una contradicción en el acuerdo de llamado a concurso: “En un punto expresa que debe el postulante cumplir los requisitos del artículo 222 de la Constitución, pero en otro dice que deberán probar la residencia de dos años consecutivos en el partido”.

Cada departamento de San Luis se divide en partidos. En el caso de Pringles posee seis y Magallanes tendría en todo caso residencia en El Trapiche, partido de El Durazno.

A la magistrada, se la asocia políticamente con el comisionado de la localidad, Alberto Ferraro, quien se incorporó en 2017 a las filas de Avanzar y Cambiemos por San Luis. Esa sería la razón por la cual quedó relegada, según se analiza.

De todos modos, quienes proponen una terna ante el Superior Tribunal como lo determina la Constitución son los intendentes, no los comisionados.

“Yo no tengo por qué pelearme con el intendente comisionado porque él tenga una determinada inclinación política, debemos mantener una convivencia institucional por nuestras funciones”, sostuvo Vázquez.

“Hay una norma que regula este tipo de concursos y se tiene que respetar, no tiene que pasar por la afinidad política de la persona”, agregó.

Vázquez compitió con Emir Albarado Magallanes, actual funcionario de la secretaría Administrativa del Superior Tribunal que está a cargo de su hermana, Vanesa Albarado Magallanes.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR